Crecer jugando. El fútbol infantil como herramienta para la vida

Crecer jugando. El fútbol infantil como herramienta para la vida

El deporte inculcado desde la niñez, es fundamental para el desarrollo de los individuos y un gestor en la formación del niño en la edad temprana.

Leandro Costabel

En el departamento de Colonia alrededor de 3.500 niños juegan al fútbol nucleados en 36 clubes que integran nueve ligas. “Cada liga juega un campeonato Apertura y un campeonato Clausura y los mejores clasificados juegan finalmente un campeonato departamental”, indicó Rodolfo Martínez, integrante de la Mesa Departamental. “A su vez los mejores jugadores de cada liga integran la selección que disputa el Campeonato de Selecciones de baby futbol en diferentes categorías”.

El baby fútbol, también denominado fútbol infantil, contribuye con la actividad deportiva en niños y niñas del país. Aproximadamente 60.000 mil niños de diferentes puntos de Uruguay participan de la actividad. A ellos se suman entrenadores, árbitros, familiares y voluntarios que hacen de esta práctica un movimiento social que además demuestra la pasión por el fútbol.

La Organización Nacional de Futbol Infantil (ONFI) funciona en la órbita del Ministerio de Turismo y Deporte. Tiene como finalidad fomentar la actividad que resulta muy beneficiosa para la formación física y moral de la niñez. Organiza, dirige y supervisa la práctica del futbol infantil en todo el país. La Mesa Departamental tiene un buen relacionamiento con ONFI, con una comunicación constante y muy buena.

“Hay muchas maneras de estimular a los niños para la práctica de un deporte, aunque estos ya se encuentran predispuestos para hacerlo y eso es una ventaja”, dijo el profesor de educación física Daniel Jourdan, que trabaja con niños desde 1996. La motivación para la actividad física es algo innato, y en el caso concreto del fútbol la idiosincrasia del uruguayo, el aporte social y la popularidad, hacen que niños y niñas practiquen esta actividad. “Es sencillo conducir a los niños hacia este deporte debido a la masividad social en la que se desarrolla”.

Jourdan explicó que el deporte infantil implica el desarrollo de las capacidades físicas, aunque en esta etapa sean más importantes el desarrollo de las capacidades emocionales, la tolerancia, el compañerismo y el trabajo en equipo. “A esta edad el fútbol debe ser divertido, un juego que incluye respeto, normas y a través del cual se desarrollan valores para el futuro como por ejemplo cuidar el cuerpo para no lastimarse”, agregó.

Casi con las mismas reglas del fútbol de mayores, los niños de seis a 12 años participan en diferentes categorías del baby futbol. “Es muy gratificante y un constante aprendizaje”, evalúa el entrenador de Miguelete, Facundo Duarte.

Cada niño es particular y hay que tomar en cuenta las diferencias, valorando constantemente su formación y también su evolución en el juego. “Cuando se trabaja con niños en esta disciplina, hay que tener en cuenta que principalmente es un juego y no una competencia, y que la orientación que se les brinda debería servir para el resto de la vida”, señaló Duarte.

Y resume: “Hay que comprometerse para no trasmitir errores formando primero individuos, para después pasar al juego y que ese juego y la diversión, se encuentren por encima de la competencia”.

En el departamento de Colonia alrededor de 3.500 niños juegan al fútbol nucleados en 36 clubes que integran nueve ligas.

Entre agosto y setiembre se volverá a la normalidad

Maximiliano Cabral, dirigente y técnico del Club Nacional de Cardona, contó que el baby fútbol en la zona es una actividad preponderante, porque además como no hay otras posibilidades de entretenimiento los niños optan por practicarlo. Si bien la pandemia del Covid-19 afectó también al fútbol infantil, pues se han suspendido muchas prácticas y competencias, igual se percibe el ansia de los chicos por volver a las canchas.

El buen relacionamiento entre padres y técnicos se cultiva a través de charlas y cursos, brindando información e inculcando respeto. Al comienzo de cada año se convoca a una reunión de padres con el fin de informar los lineamientos a tener en cuenta entre los diferentes actores: jugadores, técnicos y jueces. “Incluso algún padre puede ser sancionado si se aparta de lo acordado”, recordó Cabral.

Al cardonense Ismael Carbajal, radicado actualmente en Miguelete, le parece fundamental que los niños practiquen deportes, y en especial el fútbol que en Uruguay es el deporte por excelencia. Durante 11 años acompañó a sus dos hijos a las actividades del baby. Además de apoyar como padre, integró la comisión directiva del Club Miguelete y, continuando la tarea de sus antecesores, impulsó la compra de un predio y la instalación de infraestructura para que los niños se encuentren cuidados.

Carbajal asegura que el fútbol infantil fomenta el vínculo entre pares, y lo considera una etapa formativa en lo físico y también en la personalidad. También coincide con otros padres en que puede ser el inicio de una carrera deportiva como la que han logrado exitosos futbolistas.

Es el caso de César Félix, que no estaba convencido de que sus hijas practicaran fútbol, pero “las niñas tuvieron el apoyo del técnico y comenzaron a jugar, sintiéndose cuidadas por sus compañeros y sin percibir diferencias en cuanto al género. 

El baby fue fundamental en el aprendizaje de técnicas, el manejo de la pelota, y les sirvió como base para luego seguir sus pasos en las demás categorías formativas y mayores. También aprendieron a manejarse en grupo, confiar en sus compañeros y desplazarse con cierta independencia.

Actualmente Josefina y Julieta Félix están practicando en Defensor Sporting de Montevideo en la categoría Sub-19, e integran el plantel de la selección femenina uruguaya Sub-17. Antes participaron en el Club Palmirense Femenino de Nueva Palmira. Su padre considera que han recibido una formación íntegra que, sumada a sus condiciones innatas, les ha permitido escalar en el juego.

El dirigente departamental Rodolfo Martínez estima que entre agosto y setiembre se volverá a la normalidad, dando comienzo a los campeonatos en cada liga. Los niños ya se encuentran practicando.