Reconstrucción de Plaza de Toros del Real de San Carlos emprende etapas finales

Reconstrucción de Plaza de Toros del Real de San Carlos emprende etapas finales

La obra de restauración de la Plaza de Toros del Real de San Carlos en Colonia del Sacramento, alcanzó entre un 70 y 80% del proyecto final, informó el director de Patrimonio y Ordenamiento Territorial de la Intendencia y responsable del proyecto, arquitecto Walter Debenedetti. Actualmente las visitas están suspendidas por causa de la pandemia, y en caso de reanudarse se extenderían solo hasta mediados de julio, “porque luego arranca la última etapa y es preciso que el lugar este cerrado”, explicó.

Leandro Costabel

La Plaza de Toros de Colonia del Sacramento es un ícono de la ciudad fundada por los portugueses en 1680. Fue pensada y diseñada por Nicolás Mihanovich, argentino, que quedó encantado con las tierras del Real de San Carlos a cinco kilómetros del casco histórico. Decidió entonces hacer una inversión que además de la Plaza de Toros, muy similar a las españolas de la época, contaba con un frontón de pelota vasca, un hotel con casino y un muelle.

Fue inaugurada el 9 de enero de 1910 con la participación de 8 mil personas que arribaron de distintos puntos del país y desde Buenos Aires. En ella apenas se realizaron ocho corridas oficiales, pero más de 80 no oficiales. Un decreto de 1912 durante el gobierno de José Batlle y Ordoñez prohibió la actividad. Igual se siguió utilizando para este fin hasta que fue cerrada en 1943 y pasó a la órbita municipal.

En aquel entonces la plaza contaba con servicio de restorán, bares, amplias comodidades para el público y un escenario para actividades culturales.

Poco a poco la Plaza de Toros se fue deteriorando y con el paso del tiempo algunas familias carenciadas optaron por refugiarse en su interior. En 1976 fue declarada Monumento Histórico Nacional, y en 1980, en ocasión del tricentenario de la fundación de Colonia del Sacramento, algunos sectores fueron utilizados para exposiciones.

Cuando el desgaste se hizo visible se cercó el perímetro del edificio para impedir el ingreso y prevenir daños por posibles derrumbes. En 1997 el lugar fue intervenido para consolidar los muros.

La renovación

Hace unos años la Intendencia de Colonia emprendió la búsqueda de fondos para su recuperación con el fin de rescatar el monumento histórico y fomentar el turismo coloniense. A fines de 2019, con aportes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), a través de su Fondo de Desarrollo del Interior, la Intendencia adjudicó a la empresa Conami Ltda. la obra estimada en 7 millones de dólares.

Se trata de un centro cultural y deportivo para alojar a unas 2000 personas sentadas y otras 2000 en el ruedo. El objetivo es impulsar el turismo local, nacional e internacional con actividades deportivas de envergadura. El complejo abarca un museo taurino, una sala de convenciones, un restaurante, locales comerciales y una plaza cívica en su entorno.

El avance de las obras

“Se ha completado prácticamente toda la reparación de hierros, se ha dado arenado, fondo epoxi y pintura”, describió Debenedetti. “Ya se han puesto todas las gradas, se armó también el techo superior que está completo en un 80%, y se hicieron las veredas exteriores en su gran mayoría”. Ahora se está empezando “con la parte abajo de las gradas que lleva monolítico hecho en sitio”. También se están colocando las aberturas de aluminio y las infraestructuras para los cielorrasos. “Se ha hecho buena parte de la instalación eléctrica, lo mismo que la instalación sanitaria, bomberos y luces de emergencia. Falta la colocación de artefactos que se hará sobre el final de la obra”, completó el arquitecto

Durante una reciente visita a Colonia del presidente de la Administración Nacional de Puertos, Juan Curbelo, el intendente Carlos Moreira le aseguró que el nuevo complejo estará a punto en marzo de 2022, justo a tiempo para ser sede de una reunión de la Comisión Interamericana de Puertos.

El hecho de que la pandemia del Covid-19 solo paró la obra durante algunas semanas en marzo de 2020, sumado a la falta de lluvias del año pasado, contribuyeron a disminuir eventuales atrasos. Por su parte “el presupuesto original otorgado, con los ajustes previstos en los pliegos ha funcionado sin problemas”, agregó.

La repercusión

Hace prácticamente dos meses que las visitas guiadas a la Plaza de Toros están suspendidas, pero hasta entonces la evaluación del público se considera muy positiva. “Siempre me resultó muy enriquecedora”, dijo Debenedetti. “Hice algunas visitas con el público y eventualmente con las autoridades, y pude ver que la gente se quedó con la mejor de las impresiones. Una mezcla de satisfacción porque no se perdió un monumento histórico y a la vez alegría por estar visitando el lugar, entrar al ruedo y ver cómo se hacía el trabajo. Y además satisfacción por poder ingresar a un lugar que durante muchos años estuvo prohibido”, recordó el jerarca.

Según indicó, la rehabilitación de la Plaza de Toros como centro cultural y deportivo significa “un antes y un después para Colonia. Es clave tener otro elemento atractivo que no sea solo el barrio histórico. Ni la ciudad ni el país tienen un centro de esta magnitud, que a su vez sea monumento histórico”. En la zona ya se puede apreciar la aparición de comercios y viviendas.

Para el ex director de Cultura de la Intendencia de Colonia, Fernando Maddalena, la reconstrucción de la Plaza de Toros proporciona a Colonia del Sacramento y a la zona del Real de San Carlos “un renovado atractivo, generando dos polos muy importantes de desarrollo turístico, comenzando por el Barrio Histórico, patrimonio de la Humanidad, pasando por el centro de la ciudad y atravesando la gran bahía junto al Rio de la Plata, para llegar al ex complejo Mihanovich pensado y desarrollado desde principios del siglo XX”.

Maddalena agregó que “la renovación y la puesta en valor de la Plaza de Toros con sus próximas actividades culturales, sociales y deportivas, permitirán movilizar a la población de Colonia del Sacramento, del departamento y del Uruguay, para disfrutar de cada acción que se desarrolle en un marco único en Sudamérica”.

Como muchos colonienses, el locatario Ricardo Mutes está satisfecho con la recuperación de la Plaza de Toros. “Me parece impecable que se renueve, es algo soñado: dejar de ver la construcción derruida por una bella realidad”.

Mutes valora las visitas guiadas porque proponen un contraste entre los inicios y la realidad actual del edificio. “Mis recuerdos son siempre lindos, pero era muy feo verla derruida, destrozada por el tiempo y el vandalismo. Hoy está a punto de culminar algo magnífico para Colonia y, por qué no, para el mundo del turismo”.