Eduardo López: «Cuando decimos que “terminó el recreo”, hablamos de que queremos concursos y más concursos»

Eduardo López: «Cuando decimos que “terminó el recreo”, hablamos de que queremos concursos y más concursos»

El piloto civil Eduardo López, candidato a la Intendencia de Colonia (IC) por Cabildo Abierto (CA) en un sublema del Partido Nacional, completa nuestra serie #CandidatosEnCuarentena que iniciamos en abril pasado e incluyó a los ocho aspirantes. López proviene de un ambiente “donde la disciplina y el trabajo en equipo son muy importantes”, y no le gusta que le pregunten sobre dichos de otros integrantes de su partido.

Mathias Medero

Eduardo López (49) nació en Montevideo pero su familia materna es oriunda de Carmelo. Su madre, escribana jubilada, trabajó muchos años en la Suprema Corte de Justicia, su padre también fue empleado de Pluna. Está casado y tiene dos hijos mellizos, Florencia y Sebastián, de poco más de tres años.

¿En qué barrio se crió?

En Malvín, fui a la escuela “Rosalía Villagrán de Artigas” y tuve una infancia feliz, rodeado de amigos. A la salida de la escuela jugábamos mucho al fútbol en una plazita frente a mi casa, pero siempre bajo estrecha vigilancia respecto de las tareas domiciliarias.

¿Y cuándo surgió la vocación de volar?

Fui al liceo N° 10 en avenida Italia y Mataojo, cursé la opción ingeniería y cuando pasé a la Facultad de Química por esos años surgió la idea de pilotear. Me hice socio de un aeroclub y me inicié en una carrera a la que dediqué muchos años. Esa vocación creo que viene de la infancia porque mi padre trabajaba en el aeropuerto y yo mantenía cierto contacto con ese ámbito. Antes, con una beca, cursé la licenciatura en electrónica de la universidad Ort; fueron seis semestres que me permitieron trabajar como técnico en televisión y costearme los estudios de piloto civil. También hice un curso de tres años de meteorólogo predictor, aunque solo utilicé ese conocimiento como piloto de línea aérea. 

“Me hice socio de un aeroclub y me inicié en una carrera a la que dediqué muchos años”.

¿Y cómo ha sido su carrera laboral?

Trabajé como docente de inglés en Secundaria y luego ingresé como auxiliar administrativo en Pluna. Allí fui ayudante, despachador y luego copiloto, piloto asistente del comandante y comandante. Al cerrar PLUNA emigré a Indonesia donde trabajé casi cuatro años en su empresa aérea nacional. Volví a Uruguay para trabajar en una pequeña compañía, Amaszonas y luego, atendiendo aspectos familiares, ya estábamos viviendo en Carmelo, resolví emprender el trabajo político.

¿Y su vínculo con el departamento de Colonia?

He estado en contacto toda la vida, porque viajábamos con mis padres y mis abuelos a la casa de mi tía Chicha, creadora del instituto docente local, que era quien nos hospedaba. Sobre todo en el verano veníamos dos o tres meses a pescar con mi abuelo en el Arroyo de las Vacas, pero también durante el año para cumpleaños y otras reuniones familiares.

¿Cuándo llegó la política?

Cuando cerró PLUNA tuve que irme porque Uruguay no tenía oportunidades para mí. Y si bien gracias a Dios tuve la compañía y apoyo de mi esposa, extrañé muchísimo la cultura, mi gente, mi familia, la verdad que pasé muy mal y cuando volví decidí involucrarme y aportar en lo que uno puede para mejorar y cambiar la realidad. Claro que no basta con decir que algo está mal, es necesario relacionarse con los problemas. Desde el punto de vista de CA es un trabajo comprometido con el ideario artiguista adaptado al siglo XXI. Artigas decía que “la causa de los pueblos no admite la menor demora” y eso indica claramente que tenemos la obligación de ejercer la administración de manera cristalina y con el norte de trabajar sobre todo por los más desprotegidos.

¿Cuáles han sido sus referentes?

Mi padre fue gran defensor del batllismo por más de 40 años y cuando yo tenía 20 y pocos lo acompañé en caravanas y ensobré listas, pero hoy he visto en Guido Manini Ríos un líder con ideas claras y muy ligadas a mi forma de pensar, de ver las cosas.

¿Cómo llega un hombre de CA, un partido nuevo sin trayectoria, a candidatearse a la Intendencia por el Partido Nacional?

En Colonia nuestra colectividad tenía que decidir si asumía esta campaña en forma independiente o si lo hacía en coalición y los convencionales decidieron ir junto al Partido Nacional. Yo mismo organicé los contactos hasta que el Partido Nacional aceptó recibirnos como sublema.

¿Y por qué no en forma independiente?

Esta no es una decisión personal, sino de nuestros convencionales luego de analizar las diferentes opciones y concluir que era mejor juntar fuerzas como antes se hizo a nivel nacional.

Comprendo la lógica colaborativa para desplazar al Frente Amplio luego de 15 años en el gobierno, pero en Colonia el Partido Nacional lleva más de 60.

Si bien integro la terna del Partido Nacional junto a Ricardo Planchón y a Carlos Moreira, cada grupo ofrece planes con impronta diferente. Desde el punto de vista partidario estamos todos alineados con la misma idea de mejorar y colaborar para hacer de Colonia un mejor departamento para vivir, pero tenemos matices.

Eduardo López (derecha) junto al líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, y a la presidenta de la Agrupación “Colonia Artiguista” Ana Artús.

¿Qué balance de cosas positivas y negativas hace del período de Moreira? En caso de ganar ¿cómo heredaría la IC?

Desde el punto de vista económico, con superávit. Como el período de gobierno se extendió por causa de la postergación de la elección de mayo a setiembre y Moreira fue reemplazado por su suplente, hay que aguardar hasta el cierre del período para tener números definitivos. Respecto de la organización funcional me gustaría cambiar lo que es el comportamiento cultural, educar a nuestros ciudadanos en aspectos que tienen que ver con el manejo de los residuos o el comportamiento en el tránsito. Por ejemplo tenemos graves problemas con el tránsito y si bien hay inspectores para actuar necesitamos de la policía. Creo que esto no cabe reclamar a un intendente en particular, porque refiere a una cultura del respeto que pude apreciar en Japón, Indonesia y otros países.

¿Qué opinión tiene sobre los audios de Moreira? ¿Podía presentarse en esta situación?

El tema está en la justicia; creo en la justicia y siendo hijo de una escribana que ha trabajado en el Poder Judicial creo que si hay un dictamen hay que acatarlo. Vivimos en un estado de derecho y tenemos que respetar lo que diga la justicia.

Más allá del ámbito jurídico ¿tiene opinión desde el punto de vista de la ética en la política?

Al hablar en el marco de una relación afectiva decimos cosas, a veces en lugares que no son los correctos y a veces nos podemos equivocar, pero yo no daría estos hechos como ciertos hasta que la justicia haga sus averiguaciones.

¿Por qué?

Porque está comprobado que así como existe el photoshop existe la edición de audios. Hay una investigación en curso con funcionarios y peritos del Poder Judicial que deben establecer si el doctor Moreira infringió alguna norma y si por eso debe o no ser condenado.

En caso de acceder a la IC ¿cómo será el sistema de ingresos?

CA apuesta a lo cristalino. Cuando decimos que “terminó el recreo”, hablamos de que queremos concursos y más concursos. Después habrá que ver qué tipo de concursos. Para las pasantías por ejemplo me gustaría promover el sistema de Secundaria que evalúa la escolaridad y también la situación socioeconómica de la persona, pero siempre tiene que haber un concurso, y un equipo de profesionales para evaluar. No solo para estos ingresos sino también para las concesiones y todo lo relacionado con obras, trabajo, etc. Y luego hay que hacer un monitoreo y controlar.

Una de las críticas a la administración de Moreira refiere a que es una de las que recibió más ingresos de funcionarios en forma directa. ¿Va a usar los tres mecanismos: directos, sorteos y concursos?

El equipo ejecutivo departamental es siempre personal de confianza del intendente y por eso voy a nombrarlo de manera directa. Ahora, todo lo que no sea personal de confianza, opto por el concurso.

En los últimos años ADEOM denunció por lo menos tres casos de acoso sexual que no estaban en conocimiento del sector de recursos humanos. ¿Qué reflexión le merece?

El primer instrumento que tenemos es la auditoría para saber cuál es la condición en un determinado lugar en el que tenemos dudas.

“Los hombres matan a las mujeres por exceso de amor”: ¿comparte esta afirmación de la diputada de CA, Inés Monzillo?

Si estamos hablando de la violencia de género, creo que la violencia es violencia: no importa de qué lado venga, puede venir de un hombre o de una mujer. No hay que atender a las declaraciones puntuales de las personas: todos sabemos que a veces queremos decir una cosa y expresamos otra. Lo que ella está diciendo es que los sentimientos derivados de una relación pasional o amorosa, pueden llevar a estas cosas. En el mundo en que vivimos se da de los dos lados. El odio existe porque existe el amor y el amor existe porque existe el odio. Nacemos porque una mujer nos da la vida, si será importante el rol de la mujer. En el departamento no hay muchos policías, 30 están dedicados exclusivamente a custodiar mujeres, pero también hay que dar herramientas al Poder Judicial para continuar el trabajo, porque resulta que después de un cierto tiempo la persona se libera de esa restricción judicial, viene y mata. Hay que tratar de cortar con la violencia. 

“Pasaron cosas que nunca debieron pasar, pero como decía Jesús: el que esté libre de culpa que tire la primera piedra”.

¿Comparte la idea de Manini Ríos de no seguir procesando a militares ancianos que en el pasado estuvieron involucrados en delitos de lesa humanidad?

Estoy de acuerdo en que muchas de esas personas no han tenido garantías en sus procesamientos. La regla tiene que ser la misma para un militar que para un civil. Sabemos que en Uruguay hay personas que mataron, pasaron por un proceso y no por eso están presas. Unas mataron y están presas, otras mataron y están libres. Si vamos a aplicar la justicia que sea para todos en la misma medida. O todos presos o todos libres. Pienso que hay injusticias del lado de los civiles y del lado de los militares. Pasaron cosas que nunca debieron pasar, pero como decía Jesús: el que esté libre de culpa que tire la primera piedra.

Si pasaron tantos años y hay una herida que sigue doliendo ¿no sería bueno que las personas que estuvieron vinculadas a esos hechos se sinceraran y contribuyeran a recobrar la paz?

¿Pero tu sabes que hay una ley que no se está respetando? ¿Incluso luego de dos referéndums que la respaldaron? Hay libros, incluso uno de Amodio Pérez, que muestran lo que ha sido el descalabro en Uruguay respecto del incumplimiento de la legislación vigente. Por otra parte no veo que los dichos de la diputada Monzillo o del senador Manini tengan que ver con mi campaña a la Intendencia de Colonia.

Creo que a la gente le interesa conocer el pensamiento del representante de un partido nuevo en la escena departamental.

Soy muy nuevo en CA y también en política, no creo que estos aspectos aporten.

¿Cómo pretende gobernar si accede a la Intendencia?

Claramente todos quienes trabajamos en esta fuerza somos nuevos en el trabajo político. Yo vengo de un ambiente técnico donde la disciplina y el trabajo en equipo son muy importantes. Por ejemplo, Colonia es un departamento con 11 municipios y el trabajo de esos 11 alcaldes debe ser gerenciado por el intendente y eso junto a la ministra Irene Moreira (MVOT), al ministro Salinas (MSP), senadores, diputados y todo el equipo de CA es lo que llamo un trabajo en equipo.

El eslogan de CA para Colonia es justamente: “Un equipo para todos”. El resultado del trabajo en equipo es mejor que cualquier trabajo individual y a eso apuntamos. Al mismo tiempo, no solo en Colonia sino en el mundo nos enfrentamos a una nueva realidad de la mano de la epidemia que estamos combatiendo. Uruguay ya venía con un déficit fiscal marcado, hoy alcanza el 5%, el desempleo venía en aumento, el Covid-19 va a pegar en la economía y vamos a tener que cuidar los recursos. Creo que la situación de Colonia no escapa a la realidad del país: han cerrado tambos, hoteles y cerrarán más emprendimientos gastronómicos.

En términos de propuestas ¿a qué apuntará su gestión en Turismo?

Tenemos que incorporarle nuestras muy buenas expresiones culturales: llego a una bodega, me llevan a hacer un recorrido, hay una degustación, pero le podemos agregar danzas, folclore, para mostrar no solo un lindo lugar, buena carne y buen vino, sino también un respaldo cultural. Y eso redunda también en fuentes de trabajo. En Colonia por ejemplo no hay camping y muchos uruguayos no tienen capacidad económica para ir a un hotel o posada. Nos falta mejorar infraestructura para dar mayores posibilidades a los turistas.

Lo mismo el turismo todo el año y el fomento del turismo interno. Comparto la idea de ofrecer beneficios, pero deben ser controlados y para todos: si lo tienen los extranjeros también deberían tener los uruguayos por un criterio de igualdad. En términos de fuentes laborales en Juan Lacaze tenemos una papelera cerrada y hoy es una ciudad dormitorio. Tenemos que apostar a la inversión privada, terminar con los trámites burocráticos, porque con ella viene el trabajo y el bienestar de la gente.

¿Cómo ve el estado de las rutas nacionales?

Me preocupa la ruta 54 que es por donde transita la materia prima para Montes del Plata en Conchillas. Si bien fue reparada unas cuantas veces creo que el MTOP debería utilizar materiales más resistentes. Luego está la 106 hacia Colonia Miguelete por donde todas las mañanas circula un ómnibus con escolares y liceales y aun no tiene capa asfáltica. También hay que concluir la doble vía de la ruta 1, y algunos espacios de la ruta 21 entre Colonia y Carmelo, un corredor por donde circulan muchos turistas.

¿Y la caminería rural?

La Intendencia ha invertido en maquinaria, así que hay que conversar con los alcaldes y establecer prioridades en un cronograma de trabajo que nos permita cumplir con todos los vecinos.

¿Mantendrá el impuesto al alumbrado público?

La administración del Dr. Carlos Moreira trabajó en el reemplazo del alumbrado anterior por la tecnología led y el aumento de picos. Estoy de acuerdo en cobrar un impuesto, pero también en que el servicio hay que brindarlo bien.