Turismo. Medidas paliativas de UTE y OSE “son las primeras que alivian la situación”

Turismo. Medidas paliativas de UTE y OSE “son las primeras que alivian la situación”

La exoneración de tarifas de UTE y OSE es el principal beneficio que se extenderá en su mayoría hasta noviembre. El presidente de la Asociación Turística de Colonia, Gerardo Pernigotti, dijo que se negocia un crédito blando especial para “que cierren los números y no tener que cerrar” emprendimientos.

Mathias Medero

Luego de las gestiones realizadas por los diputados colonienses, el gobierno departamental y las organizaciones que nuclean a los operadores turísticos de Colonia, el Poder Ejecutivo solicitó a UTE y OSE que extiendan beneficios ya otorgados a sectores afectados por la crisis sanitaria, e incluyan a nuevos beneficiarios.

La medida paliativa se aplica a los costos por concepto de cargo fijo y potencia contratada de emprendimientos de educación, cultura y deporte y del ámbito turístico y recreativo: hoteles y restaurantes, agencias de viaje, inmobiliarias y salones de fiesta.

En los sectores de educación, cultura y deportes, se exonera el 100 % del cargo fijo y la potencia contratada en UTE, al igual que el pago del consumo corriente en su vencimiento mensual habitual de OSE.

Para hoteles y restaurantes, UTE exonera del cargo fijo y por potencia contratada a prorrata del consumo del año 2020 respecto del mismo mes de 2019. La factura discrimina el consumo del mes y la prorrata del cargo fijo y potencia: 30 % en su vencimiento habitual y 70 % financiado en las condiciones actuales. En tanto OSE exonera el cargo fijo a prorrata del consumo del año 2020 frente al mismo mes de 2019. Se cubre el pago del consumo corriente y se aplica la prorrata del cargo fijo en su vencimiento mensual habitual. Estas mismas medidas se aplican para los salones de fiesta.

Para las Agencias de viaje, UTE exonera el 100 % del cargo fijo y por potencia contratada, y pago del consumo en su vencimiento mensual habitual de igual manera con OSE. Estas medidas de exoneración total se aplican también a las inmobiliarias, aunque hasta septiembre, a diferencia de los otros sectores que llegan hasta noviembre.

UTE cuenta con la lista de empresas alcanzadas, a excepción de los salones de fiestas que será proporcionada por el Ministerio de Educación y Cultura. La lista de OSE será proporcionada por el Poder Ejecutivo.

Para aplicar al beneficio las empresas deberán realizar el trámite dispuesto por UTE y OSE. Teniendo en cuenta la retroactividad, en el caso de que alguna empresa cuente con crédito a su favor, este se descontará de futuras facturas.

“Una situación verdaderamente difícil”

En el caso de UTE, los importes resignados se deducirán de la transferencia de utilidades del organismo a Rentas Generales del año 2020. Por su parte, el Poder Ejecutivo arbitrará la forma de reintegrar a OSE el dinero que la empresa resigna.

El presidente de la Asociación Turística del departamento de Colonia, Gerardo Pernigotti, valoró positivamente estas medidas necesarias para retomar la actividad una vez que se supere la pandemia por COVID 19. “Son las primeras medidas después de tres meses que alivian realmente la situación”.

Pernigotti dijo que se está negociando el acceso a un crédito blando no reembolsable, con años de gracia para llegar al “día después” de la pandemia, y también con el adelanto del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) y de la Dirección General Impositiva (DGI).

En cuanto a los restaurantes abiertos, en Colonia del Sacramento son el 10% del total, mientras que en el resto del departamento son más del 50%. Aunque de a poco, son cada vez más los que se animan a abrir. “No hay una gran cantidad de venta. Colonia depende totalmente del puerto en cuanto a turismo y recién entre septiembre y octubre, con suerte, se podría llegar a abrir”.

Agregó que el turismo interno es “muy poco” y que en esta situación no se espera mucha reactivación por un “temor justificado” de la gente. “Es un momento de esperar y tratar de que los números cierren para no tener que cerrar. Esto va a cambiar después que se abra el puerto, que haya una libre circulación en el país y fronteras abiertas. En este momento estamos todos viendo lo que pasa y atravesando una situación verdaderamente difícil”.

En el país los destinos turísticos de Colonia del Sacramento y de las Termas, ahora también la zona del este, han sufrido mucho más la situación. “Todos necesitamos este apoyo para llegar fuertes al día después. Hay restaurantes y hoteles que han cerrado definitivamente porque no han podido sostenerse”. Pernigotti afirmó que el cimbronazo también lo sienten otros sectores cercanos al turismo como tiendas y otros comercios que también han tenido que cerrar o mermar drásticamente sus actividades.