“Después de las elecciones se cayeron las caretas”, dice ex candidata a diputada por Cabildo Abierto

“Después de las elecciones se cayeron las caretas”, dice ex candidata a diputada por Cabildo Abierto

La ex candidata a diputada por Cabildo Abierto (CA) en Colonia, Alba Berretta abandonó dicha agrupación política. “Entré porque apostaba a un cambio, confiada en un partido nuevo con un discurso artiguista y un caudillo con una conducción destacada en el Ejército, que prometía orden y justicia social”, explicó a Búsqueda este jueves.

“Todo eso representó Manini para un montón de gente. Pero después de las elecciones se cayeron las caretas y se vieron las caras, y los uniformes”, dijo.

“Es un secreto a voces que en Cabildo manda un grupo militar, y no son milicos rasos, son oficiales con galones que se reúnen como en un casino a resolver y ordenar a ‘la tropa’. Pero yo soy civil, no militar, y en un partido político nadie me puede obligar a acatar sin pensar ni discutir abiertamente. Por eso nos fuimos, porque el partido nos decepcionó, nos traicionó, dejó de ser un verdadero cabildo abierto para convertirse en algo donde manda una cúpula militar que se rige por órdenes y verticalazos, como en el Ejército, y después hay una pantalla civil más bien decorativa”, agregó. Oriunda de Nueva Palmira, Berretta obtuvo en octubre 6.862 votos.  

El informe del periodista Juan Pablo Mosteiro detectó la injerencia “cada vez más notoria” de un grupo de militares retirados afines a Manini Ríos, que funciona por fuera de las estructuras partidarias y “bajan línea constantemente”, como si fuera “un cuartel”. 

Otros dirigentes del interior coincidieron en sus críticas y señalaron una deficiente comunicación interna. Uno de ellos contó que no logra establecer desde hace meses “un canal de comunicación sencillo” con las autoridades del partido. “La dirección política ya no se rige con espíritu artiguista, porque el artiguismo es pluralismo: ‘Mi autoridad emana de vosotros…’. Y acá solo emana de algunos militares que digitan hasta los cargos”.

María Noel Olivera Peiró, dirigente desvinculada días atrás de una agrupación de CA en Durazno, dijo estar al tanto de “la disconformidad de algunos cabildantes con decisiones partidarias y problemas que antes se resolvían de manera más horizontal. Había un montón de gente que quería algo nuevo y ahora se está dispersando, porque evidentemente no está de acuerdo con ciertas líneas de acción”, sostuvo, aunque aclaró que su alejamiento obedeció a otros motivos, más personales que políticos.

El 27 de junio, el senador y líder de CA, Manini Ríos, advirtió en una videollamada interna que hay dirigentes que actúan con “deslealtad” y dan a entender que la conducción política “ha perdido todo contacto con el partido”, cuando “nada de eso es cierto”, recogió Búsqueda. También negó que en CA exista “una especie de estructura paralela” que opere tras bambalinas “para dirigir al partido”, aunque reconoció “rispideces” en departamentos como Colonia, Florida, Durazno o Salto.