Daniel Rey (UP): “somos el único partido de izquierda”

Daniel Rey (UP): “somos el único partido de izquierda”

El candidato a intendente de Colonia por Unidad Popular afirmó que el Frente Amplio “no es de izquierda” y que llegó al gobierno nacional con “una mentira”. Fue crítico con el Partido Nacional por el “amiguismo” de sus intendencias, incluida Colonia, y cuestionó moral y éticamente a Carlos Moreira. Expresó que hoy “se quiere ejercer el poder y no gobernar”. Planteó que la producción agroecológica es una salida laboral con potencial y un elemento de reactivación económica a desarrollar en el departamento de Colonia.

Mathias Medero

Daniel Rey (39) es oriundo de Colonia del Sacramento. Hijo de una maestra, ahora jubilada, se crió en la escuela rural N° 55 de Semillero. “Nunca tuve vacaciones, hasta sexto, porque ella era la directora y vivíamos en la escuela”, contó. Terminó primaria en la Escuela N° 2 J. P. Varela. Su padre fue tornero, luego apicultor e incursionó en el agro, rubro en el que continúa en la actualidad.

“Viví en Colonia hasta los 28 años y me fui a Carmelo donde vivo hace diez. Estuve en México en 2003 trabajando en Guadalajara. Antes, en 2001, me recibí de técnico en construcción civil y como no encontraba trabajo empecé a buscar afuera. Volví en 2004 y empecé a trabajar en UTU”. Rey cursó ciclo básico y la carrera técnica en UTU. En México trabajó de sobrestante de obra. Cuando empezó a dar clases comenzó a formarse en educación como la mayoría de los docentes que vienen de trabajar en áreas técnicas.

Le quedan cuatro materias para recibirse de profesor en Ciencias de la Informática. Su ingreso a la educación pública se dio por un trabajo que realizó con exprofesores. “La matemática en informática no estaba contenida en el ámbito más técnico, entonces aplicamos el conocimiento técnico y la matemática y elaboramos tres librillos: uno por nivel”.

Este material fue bien recepcionado por el consejo, digitalizado, y por el proyecto Rey resultó premiado por Presidencia de la República. “A raíz de eso el consejo me llamó y me ofreció trabajar como docente en UTU”. Rey tiene dos hijos: Bernardo de 12 años y Alfonso de 5. Su esposa Natalia es funcionaria de ASSE y trabaja en el Hospital Artigas de Carmelo.

Ha tenido varios trabajos: cuando era niño carpió y luego incursionó en la albañilería mientras estudiaba su tecnicatura; atendió un bar en Colonia, y en México fue sobrestante de obra. En Uruguay, durante los años que se construyó la planta de Montes del Plata en Conchillas, tuvo su propia empresa. “Todos estaban trabajando ahí y el mercado por fuera estaba abandonado”, recuerda.

“Trabajé mucho para la obra pública y también para particulares. Fueron cinco años que utilicé para explotar ese nicho que estaba vacío. Cuando empezó a caer el rubro por 2015, cerré y seguí trabajando en UTU como lo hacía en forma paralela”.

Eso le permitió comprarse un terreno y hacerse su propia casa. “La hice solo. Para cualquier familia el techo es una estabilidad emocional tremenda, no tenés que estar pensando en el alquiler. A partir de eso arranqué de lleno en la militancia sindical y social que es lo que vengo haciendo desde 2015. En el sindicato de UTU (AFUTU) vengo trabajando desde antes, pero a nivel social estos últimos años han sido más fuertes”.

Rey junto a otros funcionarios de UTU durante una movilización por presupuesto en 2015.

Política

“Desde el momento en que estás en un sindicato el bichito de la política no partidaria lo tenés. Porque siempre hacemos política. Cuando uno empieza a formarse en el ámbito de la educación lee autores que escriben desde el punto de vista sociológico, pedagógico, incluso desde la psicología y uno se empieza a definir”.  

En ese momento Rey se dio cuenta que la educación tiene un fin para la vida, pero que como política “no es para la vida sino para el mercado”. Según él la oferta educativa se establece según las necesidades del mercado. “Las escuelas técnicas, por ejemplo, se reúnen con agentes de la sociedad, con empresas. Tal empresa necesita foguista, entonces abrimos un curso de foguista, pero se precisan uno o dos y abrimos un curso para 18”.

También mencionó como ejemplo a INEFOP en Juan Lacaze y las aulas móviles. “¿Capacitaciones para arreglar celulares? ¿Cuánta gente va a arreglar celulares? La educación hoy pasa por atender las necesidades del mercado, pasa por atender las necesidades de las multinacionales”, opinó.

En 2004 cuando el Frente Amplio (FA) llegó al gobierno por primera vez contó con su voto, pero la adhesión duró solo hasta que el expresidente Tabaré Vázquez, durante el conflicto con Argentina por la instalación de Botnia, le dijo al ex presidente George Bush que ante una situación de guerra “Uruguay es un país amigo”. Desde entonces cree que el FA llegó “con una mentira” y que se convirtió en el “principal extranjerizador de la tierra”. En la siguiente elección su voto no fue para ninguno y después ha votado por Unidad Popular (UP).

En el último ballotage “nos decían: ‘ustedes apoyan a la derecha’ ¿cuál derecha? ¿la de los partidos tradicionales o la del FA? No apoyé a ninguna derecha, voté anulado, no voy a votar eso que está haciendo que hoy estemos en las condiciones que estamos”, explicó.

Rey considera necesario reevaluar y planificar el ordenamiento territorial del departamento para detener los pedidos de excepción a la forestación, que tiene un impacto negativo en el medio ambiente y en los recursos naturales.

Mesa de la última convención departamental de la Unidad Popular en febrero de este año.

Visión del departamento

El candidato dijo que observa una depresión social en el departamento de Colonia. “Cuando escasea el trabajo empieza a haber problemas y conflictos sociales. Eso pasa en todo el departamento, pero hay ciudades en que está más acentuado: a mi entender Juan Lacaze, Nueva Palmira y Carmelo tienen mayor vulneración social”.  

Por eso “tenemos muchos chiquilines que no tienen una contención en casa. Los padres tienen que contar con laburo, tiene que haber un ingreso para darles de comer, pagar cuentas, un montón de cosas que no se solucionan mandando un asistente social”. Rey sostuvo que el conflicto social en Colonia se va a profundizar y está atado a la situación económica.

En cuanto a la infraestructura indicó que hay muchas cosas por arreglar. “No hay una planificación a futuro sobre las condiciones de entubamiento, por ejemplo, de eso se tiene que encargar el municipio y la intendencia. Tiene que haber un plan estratégico de cómo van a ser las pendientes, los caños. Tiene que haber una mayor coordinación entre el municipio y el gobierno departamental”.

En este punto Rey advirtió que algunos municipios se llevan mejor con la Intendencia que otros y que algunos como Carmelo responden directamente al ejecutivo. “A Juan Lacaze no se le ha dado la importancia que corresponde, tal vez porque no es del mismo partido. No estamos viendo la política como lo que es: una herramienta para mejorar la vida de los ciudadanos”, apuntó.

Según el candidato cada municipio debería empezar a trabajar en función de sus necesidades, sin esperar que el otro le dé nada. “Hay que redistribuir los fondos: no puede ser que te manden el 2% o el 5%; si un municipio tiene ‘x’ recaudación por lo menos le corresponde un 60% y el otro porcentaje serán gastos de funcionamiento general del departamento”.

Citó como ejemplo el caso de Carmelo donde se juntan millones de pesos y después se vuelcan montos muy pobres. “Dicen que ese dinero lo invirtieron, pero Carmelo no lo ha visto. Lo ves ahora que hasta el perro te asfaltan si lo dejas afuera; de lo contrario no se ve en qué se gasta o en qué se malgasta”.

Propuestas

Rey dijo que la gente necesita “techo, comida y cultura”, y que techo y alimentos van de la mano de producción y trabajo. “Tenemos cartera de tierra municipal por todos lados, y estamos proponiendo utilizarlas para desarrollar viviendas sociales y populares. La mano de obra tiene que ser local, la gente tiene que comer y va a comer lo que se produce en la zona, tenemos productores y cooperativas para crear”.

El candidato recordó que hace muchos años Canelones era considerado la granja de América, que podría abastecer a 12 millones de habitantes. Luego el monocultivo y otros fenómenos desplazaron a la gente del campo, se generaron mayores aglomeraciones en las ciudades y se fue deshilachando el entramado social que existía en torno a la producción. “Tenemos que volver a eso: si Canelones podía producir para 12 millones, también nosotros en Colonia podemos”.

Rey defiende la producción de alimentos orgánicos. “Tenemos una ley para crear cinturones periféricos a la ciudad, de producción orgánica, para abastecer a través de ferias municipales y así eliminar un montón de intermediarios que se llevan el dinero por solo pasear la mercadería de un lado a otro”. De esta manera el ciudadano tendría un alimento producido en su zona a un precio inferior, y el productor podría venderlo a un precio mayor del que lo vende a los mayoristas. “Para sacar la producción excedente con valor agregado, tenemos los puertos de Juan Lacaze y de Nueva Palmira”.

También es partidario de trabajar en forma cooperativa tanto en producción como en procesado. Por ejemplo, el excedente de la producción de fruta se puede destinar a hacer dulces. “Tenemos los medios para hacerlo. Hay que reactivar el puerto de Juan Lacaze, está en un punto espectacular y no se le está dando el uso que se le tiene que dar”.

Sustituir la Escuela del Hogar: “Ya enseñaron a la mujer a atender al hombre”

El candidato de la UP pretende llevar adelante un plan de desarrollo de la educación no formal. En este sentido quiere fortalecer la Escuela Taller de Artes y Oficios Patrimoniales (ETAyOP) de Colonia del Sacramento y expandirla a todo el departamento.

“Esa escuela ofrece la posibilidad de capacitarse en determinados oficios como albañil, cerámica, herrería, carpintería, son oficios que a nivel de educación formal ya ni existen, porque la educación está encaprichada en formar para los mercados extranjeros y las empresas multinacionales ¿Ahora todos quieren ser técnicos en cuestiones agroforestales o técnico lechero? ¿para trabajar para quién? ¿Para los inversores israelíes?”, cuestionó.

El candidato de la UP pretende llevar adelante un plan de desarrollo de la educación no formal.

Para Rey hay que buscar la libertad del ciudadano en la educación y descentralizar la ETAyOP en todo el departamento. “Vamos a tratar de sacarnos eso de la Escuela del Hogar: ya les enseñaron a coser, a cocinar, ya prepararon a las mujeres para atender al hombre. Ahora vamos a aprender a preparar a todos para que sirvan a todos”, enfatizó.

No es que quiera eliminar las escuelas del hogar, que en Colonia tienen más de un siglo de tradición: “no, las quiero reconvertir”. Argumentó que los cursos que se dictan en las escuelas existen en otras propuestas, como UTU. “¿Qué es lo mejor para la gente? Tener personas trabajando en oficios que están desapareciendo y con la libertad de decidir sobre su vida, no depender de si me toma alguna empresa o no. La educación tiene que ser liberadora, no generar personas que después van a ser oprimidas”.

Caminería

La propuesta de UP incluye el mantenimiento de la caminería rural, pero también están los mecanismos y protocolos que deben seguir las obras. “¿Quién controla? Si no se controla, la empresa puede hacer lo que se le canta. Una cuadra que debería salir US$ 20.000, la hacen por US$ 5.000 porque te retacearon todo. El problema no está solamente en los materiales que se usan sino también en los controles que se deben hacer. En Carmelo una empresa construyó una rampa para personas con discapacidad como ocho veces y las cobró a todas. ¿Por qué? Falta de control”, remarcó.

En cuanto a las zonas urbanas y suburbanas el docente dijo que hay que tener en cuenta una planificación a futuro. “Tenemos que ver muy bien el tema de los niveles de las casas y de las calles. Los procesos deben ser en conjunto con OSE, Antel, etc. No puede ser que vos hagas algo y venga el otro atrás y rompa, porque tiene que pasar un cable o un caño. Hay que empezar a pensar las cosas con planificación: gestionar, organizar, dirigir y controlar. Si no hay una planificación, no se puede ejecutar como corresponde”.

Alumbrado público

El candidato dijo que UP pretende eliminar el impuesto al alumbrado público, pero de forma escalonada. “No podés venir de un día para el otro y cortarlo porque tenés que esperar un año hasta el cobro de la contribución para empezar a tener el ingreso del alumbrado. ¿Qué hacés en ese corte? ¿no le pagas a la UTE? Generas deuda de nuevo. Lo que hay que hacer es sacarle el alumbrado de la factura a jubilados, pensionistas e inquilinos”, planteó. “El que tiene más debe pagar más. Es sencillo”.

Rey reconoció que no se puede decir “esto se corta” y al otro día ya se soluciona. Por el contrario, afirmó que eso generaría un desbalance dentro de las arcas municipales ya que el impuesto es un ingreso importante para la Intendencia. “Tenemos en el departamento al menos 9000 inquilinos, y además todos los jubilados y pensionistas que deberían dejar de pagar”.

UP “es el único partido de izquierda” de cara a las elecciones departamentales

“UP es izquierda y el FA no”, opinó. “Nuestras políticas son para la gente, no para el capital”. Consideró que en esta elección la UP “es el único partido de izquierda”, porque “un partido que regala el agua y la tierra a las multinacionales, entregó la educación y la soberanía del país, y pide crédito para un tren que va a funcionar para una empresa”, no puede serlo.  

En las elecciones nacionales UP perdió la única banca que tenía en la Cámara de Representantes. “El compañero Eduardo Rubio es felicitado hoy por otros legisladores, porque era un tipo que proponía cosas, que trabajaba. La campaña se polarizó y eso llevó a que muchos votaran al FA o, aunque no conozco a ninguno, al Partido Nacional (PN)”.

En ese escenario UP se propuso trabajar desde las bases y emprendió una consulta que decantó en la propuesta de gobierno. “El 14 de febrero fuimos el primer partido en presentar una propuesta a consideración. Si viene alguien, me propone otra cosa, lo vemos y si funciona mejor, vamos a cambiar. Las propuestas tienen que ser dinámicas, no pueden ser estáticas, porque el mundo cambia muy rápido. En tres meses se te puede dar vuelta la economía y lo estamos viviendo”, sostuvo.

Rey reconoció que la UP no va a lograr una intendencia, pero no por eso dejarán “que los señores agarren y se pongan a discutir quién se queda con el poder. Nosotros vamos a estar trabajando, metidos siempre, algunos lo sufrirán como la piedra en el camino”. En la última elección la UP obtuvo en Colonia 467 votos.

El candidato estimó que en el mejor de los casos tal vez logren un edil. “Estaría bueno tener un edil que pudiera llevar las propuestas de izquierda y poner los puntos sobre las íes en una junta departamental que ha funcionado de forma uniforme en los últimos cinco años, pero se pelean los últimos cuatro meses porque hay que marcar diferencias para las elecciones”.

Durante 2019 AFUTU se opuso a la reforma “Vivir sin Miedo”, impulsada por el entonces senador del Partido Nacional (PN) Jorge Larrañaga, que fue rechazada en octubre.

Virtudes y defectos de la administración de Moreira

Rey dijo que ve más limpias a las ciudades de Colonia y que observa una inversión en contenedores y camiones de recolección de basura. “También hay una cuestión cultural que se ha trasladado a eso, porque la gente tiene otra conciencia de lo que es el tema de la basura”, indicó. Además, valoró la Escuela de Artes y Oficios como una “política acertada: ha dado oportunidades a un montón de gurises que no tenían entrada a ningún lado”. Agregó como positivo el fomento del turismo reflejado en la obra de la Plaza de Toros.

“Hay cuestiones que no son nada agradables y han saltado en estos últimos meses, como el tema de las pasantías. El sistema de pasantías funciona bien, porque la comisión de pasantías no es Moreira. El problema son las renovaciones, que son decisiones políticas. Son cosas que ética y moralmente han ensuciado a la política. Siempre las intendencias del PN trabajaron de esa forma, en todo el Uruguay. ¿Nos conformamos con que haya existido, que siga existiendo y que prolifere por todo el Uruguay? No. Pero no hay que hacerlo ni con el PN ni con el FA, porque con el FA también existió”, remarcó.

El candidato opinó que hay muchas personas que utilizan la militancia para lograr algún puesto y que eso se evita a través del ingreso por concurso. “Proponemos ingresos por concurso con revisión a dos años. El concurso tiene que llevarse adelante con un tribunal que tenga las condiciones técnicas y un contralor de los funcionarios municipales”.

Sostuvo que los trabajadores deben estar incluidos en todas las acciones del gobierno departamental, y que no se puede trabajar o querer hacer entrar gente a espaldas del sindicato. “¿Qué pasa si le decimos a ADEOM que el sindicato tiene que ser parte del ejecutivo departamental? Es algo que hay que pensarlo a futuro. Los trabajadores son parte del funcionamiento y la ejecución de un gobierno departamental, los funcionarios tienen que ser parte de ese proyecto, si no decantará en fracaso. Hay que trabajar en el consenso”.

Rey recordó que en 2016 cuando se anunció el impuesto del alumbrado público muchas personas empezaron a protestar, y que solo tres ediles del FA no lo votaron. “En ese momento todos decían que era una bajada de línea de Moreira. Muchos fueron a los comités del FA y dieron clases de contabilidad y estadística para explicar por qué votaban y, hasta diciembre de 2019, no dijeron que esa tarifa que se estaba cobrando en el recibo de UTE fue una bajada de línea del gobierno nacional”.

“Todos quieren ejercer el poder, nadie quiere gobernar”

Rey opinó que la política no se ve como una herramienta para ayudar al ciudadano sino como una herramienta para ejercer el poder. “Lo vemos claramente en estas instancias de elecciones: alguien quiere retener el poder y otros quieren robarle el poder, nadie quiere gobernar”, opinó.

“¿Salís a tomar mate 60 días antes de las elecciones para darte cuenta cuáles son los problemas del vecino? Usemos el razonamiento lógico. Yo soy un vecino, sé dónde se inunda, no necesito salir 60 días antes. Ahora, si vivís en un tercer piso y nunca te inundaste, claro, vas a tener que salir a preguntar, ¿pero 60 días antes vas a salir a tomar mate o vas a hacer una comida y cobrar por escuchar tu propuesta? Estamos todos locos”, criticó.

En el caso del ex intendente Moreira cuestionó: “¿tiene realmente necesidad de continuar? Si bien sabemos que en los audios hubo manipulación, del propio contexto de la charla se puede dilucidar que la renovación de pasantías está normalizada. Algunas se renovaron siete u ocho veces y hay hijos de jerarcas como pasantes. Hay una manipulación en los trabajadores también. Creo que Moreira debería hacerse a un lado, sin duda. Hay otros candidatos del PN que darían su lucha”.

Para Rey la rendición de cuentas de 2019 es una situación que “le explotó en la cara” por causa de la pandemia. “Posiblemente hubiera pasado de largo, pero evidentemente tenemos ahí un déficit muy importante que, al igual que la deuda que se contrajo por el terreno del hospital, siempre es el pueblo el que paga los errores y la ineficiencia de los políticos”.