Curiosa arenga de director de la Intendencia en Juan Lacaze, recibe respuesta de joven dirigente frenteamplista

Curiosa arenga de director de la Intendencia en Juan Lacaze, recibe respuesta de joven dirigente frenteamplista

A la pregunta del comunicador Santiago De León acerca de “¿por qué no se sacó la campera?” antes de empezar la entrevista, el director del Taller Municipal y Escuela Taller de Artes y Oficios Patrimoniales de la Intendencia de Colonia, Hugo Durán, respondió que cuando va a Juan Lacaze encuentra “un pueblo frío”, y “pasan los años y sigo sin entender la mentalidad de la gente”, y “por eso no me saco el saco”. Fue el 5 de junio por el canal 4 de cable de Juan Lacaze.

“Yo soy de Ombúes, un pueblo agrícola ganadero que si las cosechas venían bien todos nos sacábamos el saco y nos sacábamos todo y andábamos como si fuéramos a la playa y la más cerca quedaba a 40 kilómetros”, explicó. En cambio Juan Lacaze, “una de las ciudades más importantes del Uruguay (…) pasó a ser una de las más chatas, más asistencialista, más dormida en el tiempo”.

El jerarca municipal lamentó que la ciudad “tiene brutas instalaciones que ya quedaron obsoletas y el pueblo no se preocupa en empujar, en meterle sangre, en meterle ideas, en meterle pertenencia”. Entre abril de 2017 y enero de 2018 Juan Lacaze sufrió el cierre de sus dos fábricas históricas: la papelera Fanapel y la cooperativa “Puerto Sauce”, última expresión de su industria textil.

Durán, siempre con la campera puesta, continuó: “siempre las mismas personas, las mismas caras; dónde están las ideas, siempre con proyectos mega galácticos que vienen a la distancia. Pero llega un momento que la gente se aburre de eso”. Según él, los lacazinos “se tienen que poner las ideas al hombro (…) tienen que empujar”.

Tras criticar la operativa portuaria y desalentar proyectos turísticos en proceso –“las playas que tienen ustedes son para los lacazinos pero no para el turista”-, Durán atribuyó la parálisis a las divisiones internas. “Las esferas políticas siempre estuvieron divididas, pero no por el sector nuestro que son los blancos sino por el Frente: si uno decía una cosa el otro decía la otra, entonces eso generó que no se creciera”.

Y reiteró, “vuelvo a lo mismo: me da frío porque veo que los lacazinos siguen pasivos con una cantidad de herramientas en la mano. Es como cuando vos estás con hambre y yo te pongo el plato acá con la comida y vos lo mirás, lo mirás y lo mirás hasta que la comida se te enfrió. Es ahí donde no me saco el saco porque me da impotencia no poder ayudar cuando no se dejan ayudar, cuando no se comprometen, cuando no se ponen la situación al hombro, cuando no se generan cosas”.

“Los que le tienen miedo al calor”

“Justamente a los lacazinos no pueden hablarle de ‘falta de empuje’”, respondió en una carta pública la suplente de Jorge Mota a la Intendencia de Colonia, Laura Saravia. “Quizás Durán desconoce el gran trabajo que realiza el centro comercial de nuestra ciudad, nadie lo asesoró sobre todos los ciudadanos y ciudadanas que aún en estas circunstancias están emprendiendo, ni le habló de los cientos de personas que salen diariamente a trabajar a otras ciudades del departamento. No le contaron de las comunidades educativas, ni del empuje de las cooperativas de vivienda. Tampoco del plenario intersindical, que se caracteriza por el diálogo constante con el resto de los actores sociales”.

Lacazina y dirigente nacional del Partido Demócrata Cristiano, Saravia recordó que Colonia es uno de los departamentos “más diversos que tiene nuestro querido país. Cada localidad es fruto de una historia distinta: entre inmigrantes valdenses, suizos, italianos, españoles, ciudades de cara al río, portuarias, comunidades agrícolas, comunidades que se levantaron al costado de las vías del tren. Cada una fue forjando su camino, sus propias costumbres, su propia idiosincrasia. Aunque distintos por nuestros orígenes, todos colonienses. Resulta increíble que hoy tengamos que salir a recordarle a un jerarca de la Intendencia de Colonia que todos los ciudadanos merecemos el mismo trato, el mismo respeto, sin importar lo que vote cada uno”.

Saravia aventuró que “quizás el Sr. Hugo Durán no sabe de los orígenes de Juan Lacaze (…) del rol estratégico que tuvieron las empresas (…) que la educación, la salud y la recreación estuvieron ligadas a la voluntad de los empresarios. ¿Por falta de voluntad y de empuje del pueblo? No. Recuerde que el Estado no llegaba a todas las localidades por igual. Y en esos espacios que dejó el Estado, ahí estuvo la inversión privada. Ahí estuvo el pueblo de Juan Lacaze”.

La dirigente juvenil lo definió como un “pueblo trabajador desde sus orígenes, solidario, emprendedor y resiliente. Pueblo que en su historia tuvo que soportar y hacer frente a las malas decisiones de empresarios y gobernantes”.

Y concluyó: “Quizás a Durán no le gusta la idiosincrasia lacazina. No le gusta que sea una comunidad organizada, solidaria y luchadora. Pero cuando se ocupan cargos en el gobierno departamental, hay que despojarse de los prejuicios y gobernar para todos, sin diferencias. Lo invito a sacarse el abrigo y sentir el calor de esta comunidad. No le tenga miedo”.