Ricardo Planchón: “no hay que enamorarse del poder”

Ricardo Planchón: “no hay que enamorarse del poder”

El candidato nacionalista a la Intendencia de Colonia pretende posicionarse como la renovación generacional. Con 26 años vinculado a la actividad política a nivel departamental y nacional, Planchón habló sobre su vida, su mirada de Colonia, sus propuestas y el futuro en una administración que para él tendrá que adaptarse a un nuevo tiempo.

Mathías Medero

Ricardo Planchón Geymonat (48) nació en Montevideo, vivió sus primeros cuatro meses de vida en Tarariras y luego su familia se mudó a Colonia del Sacramento, a su casa materna, donde vivió gran parte de su vida. Por eso se define como coloniense.

Su padre, quien falleció en agosto de 2018, también se abocó a la actividad política: en 1962 fue electo diputado junto a Wilson Ferreira Aldunate, y repitió en la banca en 1966 y en 1971. Fue candidato a intendente por el Partido Nacional (PN) junto a Raúl Bianchi, y a los 63 años decidió retirarse. “Entendía que debía darle paso a nuevas generaciones, y no lo digo por mí porque yo me incorporé a la política mucho más adelante: él se retiró en 1989 y yo empecé en el 2000”, recordó el actual candidato a intendente.

Su madre trabajó “toda la vida en el campo. Ellos eran tamberos y queseros y después cuando se vinieron a vivir a Colonia fue más que nada ama de casa. Los primeros recuerdos que tengo son de mi casa materna, donde hoy tenemos nuestro comercio”.

Planchón tenía 17 meses cuando el golpe de Estado de 1973. “Nací en la dictadura. Mis padres podían estar un poco más cercanos a sus hijos porque mi padre hacía política y en aquel momento no era fácil. Recuerdo almorzar con un grabador de la policía arriba de la mesa, porque mi padre era un referente político y a pesar de la presión para que no atendiera gente, él seguía atendiendo y preocupándose por los problemas de los vecinos”, contó.

Planchón dijo que su padre fue muy colaborador de la Iglesia Evangélica Valdense, donde “tomó esa parte vocacional de servicio”, y que también él desde niño estuvo vinculado y fue desarrollando su formación religiosa. Luego que completó el liceo departamental de Colonia se fue a Montevideo a estudiar y trabajar: primero en una compañía de repuestos, luego en la cadetería del hospital Evangélico, en la secretaría de Industrias Loberas y Pesqueras del Estado (ILPE), y a los 19 años ingresó a la empresa de su padre.

“Habían abierto una empresa con un primo mío, pero el verano de 1991 no fue bueno, estuvieron a punto de cerrar y finalmente se separaron. Yo estudiaba administración de empresas, tuve que dejar y tomar el desafío de timonear esa empresa. Gracias a Dios pude salir adelante y hasta ahora ha sido una de las empresas de mayor éxito de turismo en Colonia, aunque ahora nos encontramos en esta situación de incertidumbre”, expresó.

Planchón lleva trabajando 28 años en este rubro con actividades de formación en toda América. En Montevideo también estudió en la Escuela Uruguaya de Relaciones Públicas lo que le ayudó a desempeñarse en sus emprendimientos.

A nivel familiar, hace 20 años está en pareja con Rafaela Cárdenas. “Hemos tenido unidad en momentos de dificultades, incluso ahora, porque además los dos trabajamos en la misma empresa y nos da mucha lástima toda la situación que está pasando. No tengo hijos, ha sido una materia pendiente y no sé si seguirá así por mucho tiempo porque tengo muchas ganas”, indicó.  

𝐑𝐢𝐜𝐚𝐫𝐝𝐨 𝐏𝐥𝐚𝐧𝐜𝐡𝐨́𝐧 𝐲 𝐥𝐚 𝐝𝐢𝐫𝐞𝐜𝐭𝐨𝐫𝐚 𝐝𝐞𝐩𝐚𝐫𝐭𝐚𝐦𝐞𝐧𝐭𝐚𝐥 𝐝𝐞 𝐒𝐚𝐥𝐮𝐝, 𝐀𝐥𝐞𝐣𝐚𝐧𝐝𝐫𝐚 𝐓𝐨𝐫𝐫𝐞𝐬, 𝐫𝐨𝐝𝐞𝐚𝐝𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐧𝐢𝐧̃𝐨𝐬.

Inicios en la política

“Mi padre siempre respetó mucho mis ideas y yo las de él, pero a veces teníamos puntos de vista distintos ante diferentes temas. Me acuerdo que en los años 90 yo era muy crítico de todo lo que pasaba en la sociedad, cuestionaba mucho y una vez mi padre me dijo: ‘pero vos no tenés que criticar desde afuera, tenés que participar desde adentro’”.

En las elecciones de 1994 ocupó el tercer lugar en la lista de candidatos a la Junta Departamental y fue electo edil a los 21 años. Podía asumir con un mínimo de 22, los cumplió el 12 de enero y asumió el 15 de febrero de 1995. “Lo recuerdo como si fuera hoy. Me temblaban las piernas, era el edil departamental más joven de la historia constitucional del Uruguay, era un chiquilín, así lo sentía y entré activamente a participar. Sentí que tenía un compromiso grande con mi departamento y con mi país”.

Planchón confesó que siempre lo marcó su raíz. Su familia materna es piamontesa y siempre sintió la persecución por su misión y visión religiosa. “Mis antepasados siempre fueron muy firmes en sus ideales: vinieron al Uruguay, el país les brindó todo, y yo no me podía negar a dar al Uruguay lo que les había dado”.

Si bien hoy tiene un ingreso económico proveniente del ámbito político, porque es director de Desarrollo Humano y Juventud en la Intendencia de Colonia, siempre ha vivido de su actividad privada y eso le ha dado la libertad de tener posiciones discordantes con su partido y algunas personas. “Me ha tocado perder elecciones por marcar diferencia, pero estoy tranquilo con mi conciencia”, afirmó.

“Ser un poco rebelde fue lo que me incorporó a la actividad política, aunque antes había participado del gremio estudiantil de Colonia a la salida de la dictadura (1987-88) en una época totalmente distinta a la de ahora porque lo que hacíamos era pintar los bancos del liceo”.

Planchón dijo que su padre lo marcó muchísimo por su forma de hacer política. “Hoy muchos la hacen por redes sociales, por contactos online, incluso he visto políticos que no atienden medios de comunicación porque entienden que internet sustituye eso. Yo no solamente no comparto, sino que nunca he perdido el contacto directo con la gente”.

El lanzamiento de su campaña iba a ser el 14 de marzo pero se suspendió por la llegada del COVID 19. “Disfruto mucho el contacto personal, sobre todo hablando con la gente mayor. Uno aprende constantemente de la vida y es lo que me ha permitido tener un movimiento que en las últimas elecciones mantuvo la cantidad de votos, siendo uno de los más importantes del Partido Nacional en Colonia”.

Trayectoria

Ricardo Planchón ha sido edil departamental de 1994 a 2000, secretario departamental de la Juventud durante una década, e integrante del directorio del Partido Nacional como suplente de Jaime Trobo, hoy fallecido. “Pude formarme y aprender muchísimo en ese período”, dijo. Con menos de 30 años fue electo como suplente del ex intendente Carlos Moreira, y luego del ex intendente Walter Zimmer. En 19 oportunidades tuvo que suplantarlos. “El peor momento fue en la crisis de 2002, y creo que ahora estamos frente a una situación peor”, opinó.

Recordó que el día que asumió se topó “con una olla popular frente a la puerta de la intendencia, y tuve que dialogar con ADEOM, con los funcionarios, con los vecinos y creo haber sorteado la situación con virtud en un momento muy complejo”.

En 2009 fue electo diputado por Colonia y durante el período integró el Parlamento Latinoamericano y la Interparlamentaria Mundial en Nueva York, EEUU. “Es lo máximo a lo que alguien puede aspirar. En ese momento pensé en dejar la actividad política, pero un amigo que es pastor adventista me hizo ver que si queríamos mejorar y cambiar el mundo, debíamos seguir”.

Fue candidato a diputado en octubre de 2019 pero fue derrotado por Mario Colman. No obstante, fue electo senador suplente de Graciela Bianchi, cargo que rechazó para ser candidato a intendente. “He sido electo por la convención de mi partido, que es el mayor honor que puedo tener en cualquier escenario. Estoy enamorado de mi departamento y, si la gente me da la oportunidad, quiero darle los mejores años de mi vida”.

Visión del departamento

“Colonia tiene una gran virtud que no tienen otros departamentos: la ubicación geográfica. Tiene una economía diversificada, con puertos importantes, producción de la vitivinicultura, ganadería, agricultura, lechería. Lamentablemente la mayoría de las pequeñas y medianas industrias han ido cerrando, y tiene el turismo que también va a sufrir un golpe muy grande con esta situación, pero Colonia es un departamento armado”, destacó. Planchón está preocupado por la situación medioambiental, que es un tema que poco han tocado los candidatos.

“𝐄𝐧 𝐥𝐨𝐬 𝐚𝐧̃𝐨𝐬 𝟗𝟎 𝐲𝐨 𝐞𝐫𝐚 𝐦𝐮𝐲 𝐜𝐫𝐢́𝐭𝐢𝐜𝐨 𝐝𝐞 𝐭𝐨𝐝𝐨 𝐥𝐨 𝐪𝐮𝐞 𝐩𝐚𝐬𝐚𝐛𝐚 𝐞𝐧 𝐥𝐚 𝐬𝐨𝐜𝐢𝐞𝐝𝐚𝐝, 𝐲 𝐮𝐧𝐚 𝐯𝐞𝐳 𝐦𝐢 𝐩𝐚𝐝𝐫𝐞 𝐦𝐞 𝐝𝐢𝐣𝐨: ‘𝐩𝐞𝐫𝐨 𝐯𝐨𝐬 𝐧𝐨 𝐭𝐞𝐧𝐞́𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐜𝐫𝐢𝐭𝐢𝐜𝐚𝐫 𝐝𝐞𝐬𝐝𝐞 𝐚𝐟𝐮𝐞𝐫𝐚, 𝐭𝐞𝐧𝐞́𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐩𝐚𝐫𝐭𝐢𝐜𝐢𝐩𝐚𝐫 𝐝𝐞𝐬𝐝𝐞 𝐚𝐝𝐞𝐧𝐭𝐫𝐨’”.

Si bien Colonia tiene todas esas virtudes, “también tiene algunos defectos. Hoy en día en el país, y el departamento no se escapa, hay que entender que porque alguien piensa distinto no es nuestro enemigo: tenemos que estar unidos. Ahí puedo contribuir mucho porque, a diferencia de los otros candidatos, tengo gente que considero amiga en otros partidos políticos y entiendo que tanto la unidad departamental como la unidad nacional tienen que estar por encima de todo”.

Planchón espera, junto a un grupo de hombres y mujeres de entre 20 y 50 años, ser la renovación generacional y poder incorporar personas de todos los partidos políticos, “a los mejores”, para conducir a Colonia. Para el candidato nacionalista el próximo intendente debe tener la capacidad de ver los próximos 20 o 30 años.

“Pienso ser intendente por un solo período de gobierno: es un cargo agotador. No hay que enamorarse del poder, tenemos que ser inquilinos de la voluntad popular por cinco años. Espero poder entregarle el mando a gente que sea mejor que uno. Para esa etapa quedan unos cuantos meses de campaña, pero lo que quiero es ir generando gente joven que pueda sustituirme”, manifestó.

Es la segunda vez que Ricardo Planchón se presenta como candidato a la intendencia. En esta oportunidad será con convencionales propios, lo que le permite llegar con mayor autonomía ya que no lo une más compromiso que el de su “conciencia” y su “corazón”.

Propuestas

“Estamos preparando el programa de gobierno. Los jóvenes del sector me acercaron 30 líneas programáticas, pero creo que tiene que ser mucho más profundo. Vamos a prepararlo con las propuestas de los distintos sectores que nos están acompañando”.

Planchón señaló que lo vital es, una vez que se supere la pandemia, abrir el departamento de Colonia a la inversión para generar nuevas fuentes de trabajo. “No es fácil, porque los beneficios que puede dar la intendencia son limitados; sin embargo, creo que con la cercanía que tenemos con el gobierno nacional, podemos abrir una puerta”.

El candidato dijo que hay que apostar a la generación de puestos de trabajo en, por ejemplo, la seguridad pública: “en el programa de gobierno plantearemos crear la Guardia Municipal que va a trabajar en el cuidado de los espacios públicos en conjunto con el Ministerio del Interior”. Si bien la Constitución de la República establece que la función de la seguridad pública es una facultad del Ministerio del Interior, según Planchón eso no impide que la intendencia pueda tener su guardia municipal no armada, incluso con guardavidas en las zonas balnearias.  Además, “queremos implementar un sistema de monitoreo de cámaras en todo el departamento”, agregó.

“Las políticas sociales no son entregar una canasta”

“Apuntamos mucho a las políticas sociales, pero no es entregar una canasta. Es apuntar a la educación como la principal política. Trabajé 15 años por la juventud de Colonia que hoy tiene los mejores hogares estudiantiles en Montevideo, y un hogar estudiantil en la ciudad de Colonia que es modelo. Tenemos que apuntar a más carreras vinculadas a la educación, al sector agropecuario, al turismo, donde salgan jóvenes preparados para las carreras del futuro. Es una prioridad del próximo gobierno departamental”.

Planchón dijo que de resultar electo recorrerá el departamento. “Si la gente me vota, me voy a hacer responsable, no le voy a echar las culpas al director de Obras. Las obras se van a hacer una vez y bien hechas, y voy a estar en contacto con los vecinos de forma permanente”.

También habló de la necesidad de ordenar el tránsito. “Si nos toca asumir, al día siguiente nos vamos a reunir con el nuevo director de Tránsito y con los inspectores municipales. Hay que hacer un control extremo de los caños de escape libres, las picadas de motos e infracciones graves de tránsito. Hay que tener sentido común y no complicarle la vida a una mamá que va sin casco dos cuadras a llevar a su hija a la escuela y que por ahí llega tarde”.

“𝐄𝐧 𝐥𝐚 𝐞𝐥𝐞𝐜𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐩𝐚𝐬𝐚𝐝𝐚 𝐦𝐞 𝐝𝐞𝐜𝐢́𝐚𝐧 𝐪𝐮𝐞 𝐞𝐫𝐚 𝐦𝐮𝐲 𝐣𝐨𝐯𝐞𝐧 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐬𝐞𝐫 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐧𝐝𝐞𝐧𝐭𝐞. 𝐓𝐞𝐧𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐩𝐫𝐞𝐬𝐢𝐝𝐞𝐧𝐭𝐞𝐬 𝐜𝐨𝐧 𝟒𝟎 𝐚𝐧̃𝐨𝐬 𝐞𝐧 𝐨𝐭𝐫𝐨𝐬 𝐩𝐚𝐢́𝐬𝐞𝐬, 𝐡𝐨𝐲 𝐔𝐫𝐮𝐠𝐮𝐚𝐲 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐮𝐧 𝐩𝐫𝐞𝐬𝐢𝐝𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐝𝐞 𝐦𝐢 𝐞𝐝𝐚𝐝”.

Estructura de direcciones

“Hay que crear nuevas direcciones porque ha cambiado la dinámica de lo que es un gobierno departamental. La dirección de Higiene tiene que ser de Higiene, Servicios y Medio Ambiente. Dentro de esa dirección tiene que haber una secretaría de Medio ambiente y trabajar muchísimo”.

Acción Social sería Desarrollo Humano y Acción Social con áreas de trabajo como Juventud y Secretaría del Adulto Mayor. “Se realizará un relevamiento de todos los hogares de ancianos y trabajaremos para que en cada hogar de ancianos el gobierno departamental y el gobierno nacional estén presentes”, aseguró. También se crearían secretarías de la Mujer y de Género. Planchón dijo que será “un firme defensor de los derechos y el respeto por la mujer, el género, la equidad y la inclusión”.

El candidato opinó que por una cuestión generacional los intendentes anteriores no lo llevaron a cabo. “Nosotros tenemos un equipo de gente más joven, con otra dinámica y otra forma de ver la vida del departamento. Va a ser un gobierno totalmente distinto a los que se conocen de los últimos años del Partido Nacional. La verdad: me considero orgullosamente blanco, pero también tengo sentido común para darme cuenta de que si hay una idea buena de otro partido, la voy a implementar”.

En la parte de asfaltado urbano, Planchón afirmó que lo primero que haría es una reunión con OSE, UTE, ANTEL y la empresa Conecta (gas por cañería en Colonia del Sacramento) para trabajar en conjunto. “Una de las cosas que veo es que la intendencia va y rompe, y después va la OSE y rompe, y no podemos hacer eso con la plata de la gente, prefiero hacer las obras una vez y bien hechas”.  

Respecto del alumbrado público no suprimirá el controvertido impuesto creado en 2017. “Es imposible porque es un acuerdo de UTE con las 19 intendencias. Lo que pienso hacer en el caso de que la gente me elija, es asegurarme de que los vecinos que paguen tributo de alumbrado público tengan alumbrado fuera de sus casas, y en segundo lugar, crear más franjas”.

El entrevistado dijo que se recaudará el mismo dinero. La primera franja empezaría en $ 60, hoy está a más de $ 100 por los aumentos por IPC, y las franjas más caras están en unos $ 340 aproximadamente. “Crearemos más franjas y lo haremos más justo”.

Cambio de escenario

El candidato se percibe con mayor experiencia, más maduro, mejor formado y con la edad oportuna. “Somos un país muy gerontocrático. En la elección pasada me decían que era muy joven para ser intendente. Tenemos presidentes con 40 años en otros países, hoy Uruguay tiene un presidente de mi edad”, ejemplificó.

La pandemia “hará reflexionar a mucha gente que me había dicho que no, y creo que Colonia hoy los necesita. El que venga tiene que poner tiempo, dinero y descuidar a la familia. El tiempo de servirse de la política va a cambiar totalmente, espero que así sea y que no se acerque nadie que no quiera abrazar la actividad y la vocación de servicio público”.

Planchón dijo que la Intendencia de Colonia tiene un superávit de 28 millones de dólares. “Sabemos que hay mucho dinero puesto en plazo fijo, es decir, que lo va a poder usar el próximo intendente. Espero ser yo y poder hacer obras de servicio”. Planchón reconoció al ex intendente Walter Zimmer lo que a su criterio fue una medida muy importante: bajar los tributos de patente de rodados porque tras el acuerdo de patente única la recaudación pasó de 15 millones de dólares a casi 70 millones. “Casi se quintuplicó y eso ha hecho que el departamento pueda tener hoy un superávit tan importante”.   

Audios de Moreira

“𝐌𝐞 𝐜𝐨𝐧𝐬𝐢𝐝𝐞𝐫𝐨 𝐨𝐫𝐠𝐮𝐥𝐥𝐨𝐬𝐚𝐦𝐞𝐧𝐭𝐞 𝐛𝐥𝐚𝐧𝐜𝐨, 𝐩𝐞𝐫𝐨 𝐭𝐚𝐦𝐛𝐢𝐞́𝐧 𝐭𝐞𝐧𝐠𝐨 𝐬𝐞𝐧𝐭𝐢𝐝𝐨 𝐜𝐨𝐦𝐮́𝐧 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐝𝐚𝐫𝐦𝐞 𝐜𝐮𝐞𝐧𝐭𝐚 𝐝𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐬𝐢 𝐡𝐚𝐲 𝐮𝐧𝐚 𝐢𝐝𝐞𝐚 𝐛𝐮𝐞𝐧𝐚 𝐝𝐞 𝐨𝐭𝐫𝐨 𝐩𝐚𝐫𝐭𝐢𝐝𝐨, 𝐥𝐚 𝐯𝐨𝐲 𝐚 𝐢𝐦𝐩𝐥𝐞𝐦𝐞𝐧𝐭𝐚𝐫”.

“Hay otros partidos que han tomado esto como una forma de circo político a los efectos de hacerle daño no solo a una persona, en este caso al ex intendente Moreira, sino a todo el PN. No vamos a emitir ningún tipo de opinión sobre fallos de la Justicia. En Argentina muchas veces los dirigentes políticos cuestionan los fallos judiciales, esa es una diferencia que tenemos con ellos, para mí cuando habla el Poder Judicial ya está”.

Sobre la desvinculación de Moreira del PN y las posibilidades que tendría el ex intendente de retornar a su partido también prefirió no opinar. “Lo que sí digo es que Moreira reunió los convencionales necesarios para ser candidato en la convención”.

Planchón dijo que quiere ganarles a los demás candidatos porque quiere “ser mejor que ellos”, y no “por criticarlos”. El nacionalista dijo que hace poco escuchó al Dr. Jorge Mota (candidato del Frente Amplio), opinar de un tema en el área de juventud, vinculado a los hogares estudiantiles. “Me doy cuenta que no tiene la más mínima noción, pero por eso no me voy a enfrentar a él. Simplemente se trata de un acto de ignorancia y desconocimiento de las funciones. Es como que yo hoy me ponga hablar de dengue o de un área que no conozco”, apuntó.

Clientelismo y amiguismo político

“Escucho a dirigentes del Frente Amplio (FA) cuestionar que la Intendencia de Colonia ha nombrado 120 funcionarios en forma directa. Me da vergüenza y me escondería debajo de una piedra, cuando hubo un gobierno nacional del FA que metió 76.000 funcionarios públicos, recibieron un Estado con 222.000 funcionarios públicos y lo entregaron con casi 310.000, la gran mayoría tomados en forma directa o por concursos con características específicas y direccionados e incluso con concursos que muchas veces la gente no se enteraba”, criticó.

Planchón dijo que los dirigentes del FA “no tienen autoridad moral” para decir que en el gobierno de Moreira hubo clientelismo. “También tengo que ser ecuánime. Nosotros vamos a tratar de mejorar la administración pública y vamos a ser muy celosos de los dineros. Pero me parece que los dirigentes del FA deberían llamarse a silencio”.

En caso de ser intendente, utilizará las tres formas de ingreso: concurso, sorteo y designación directa. “El intendente tiene facultades constitucionales para designar de forma directa los funcionarios que considere oportuno”. A juicio de Planchón no hay una sola intendencia que no utilice el mecanismo de designación directa, ya que sin ese mecanismo sería imposible poner los funcionarios que se necesitan para llevar adelante la función. “En mi caso sería el equipo de gobierno y algunas personas que fueran sustanciales para la función pública. En Montevideo se ha batido el récord de ingresos en la función pública en forma directa”, esgrimió.

“Sé decir que no”

En el interior las intendencias con mayores ingresos por asignación directa son del Partido Nacional. “Eso ya lo aclaró (Moreira) en distintos medios de comunicación. A mí no me consta que sea así. Pero si es así está mal, sea del partido que sea. Siempre voy a aplicar el sentido común por encima de todo y si eso es así, está mal y yo voy a tratar de hacer las cosas de la mejor manera posible, porque en esto se va mi prestigio, mi pasado, presente y futuro y mi honor”.

El candidato anticipó que no se prestará a “presiones” de ningún partido político, ni para ingresar gente a la plantilla. “El que me acompañe y me vote en esta elección va a tener que saber que está votando a alguien que sabe decir que no. Yo sé administrar y si me toca ingresar como intendente voy a ser un muy buen administrador de los recursos”.

Planchón opinó que hay gente que quiere un recambio generacional. “Yo represento otra cosa”, dijo. El candidato enfatizó que su equipo será aggiornado a los tiempos que se vienen. “Estamos en 2020, imagínense que cuando el Dr. Moreira ganó fue en 1994… Cambió el mundo, cambió el Uruguay y cambió el departamento. Y con esto que está pasando ahora, va a cambiar. Yo me estoy preparando para cuando todo esto pase, y creo estar adaptado a lo que será la nueva realidad”.  

Mensaje

“Siento que Dios ha estado conmigo y que esto lo vamos a superar, que vino al mundo para hacernos crecer. A mí me ha hecho crecer mucho, me ha hecho ser más maduro. He tomado una valoración mucho mayor de las cosas que tengo y que antes tal vez no valoraba”.

Hay gente que “está pasando mucho peor que yo, pero quiero que le pongan todo el cariño y el afecto, el entusiasmo y la mente positiva para superar este momento. Que el futuro nos encuentre juntos, trabajando cada uno desde su lugar, para superar este momento que nos va a llevar mucho tiempo”. El candidato remarcó su preocupación por los temas medioambientales. “Los seres humanos le estábamos haciendo un daño al medio ambiente que se ha visto aliviado con la pandemia. Tenemos que tener conciencia ambiental, inclusive con los agroquímicos, las plantas de celulosa, todo lo que haga a esta temática. Porque si no tenemos salud, de nada sirve tener un peso más en el bolsillo”.