Presidenta de ADEOM, Miriam Dos Santos: “La gestión de la Intendencia es poco seria”

Presidenta de ADEOM, Miriam Dos Santos: “La gestión de la Intendencia es poco seria”

Tres casos de acoso sexual impunes, funcionarios que cobran pero no se sabe dónde están, otorgamiento de beneficios por militancia política, ingresos a dedo que limitan la fuerza del sindicato. La presidenta de ADEOM no se calló nada: fue crítica con la actual gestión departamental, con los ediles y con su propio sindicato.

Mathías Medero

Miriam Dos Santos (34) es oriunda de Bella Unión, departamento de Artigas. A los nueve años se vino a vivir a Colonia del Sacramento y desde fines de 2011 trabaja en la Intendencia de Colonia (IC). Se inscribió a último momento en un sorteo para auxiliar de servicio. “Me olvidé que me había anotado y después me llamó un amigo diciéndome que había quedado en el cuarto lugar entre 380 mujeres. Ahí arrancó todo este movimiento”, recordó.

En 2012 a raíz de un conflicto que tuvo con un mando medio empezó a militar en la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (ADEOM) de Colonia bajo la presidencia de Sergio Dominici. “Tenía una jefa, que era un mando medio, trabajaba en el Palacio, ella nos dirigía, y como habíamos entrado por sorteo había cierta manipulación en el sentido de amenazarnos cada tres meses de que nos íbamos a quedar sin trabajo”.

Para Dos Santos se trata “de estrategias: me decía ‘si vos no haces esto mira que te puedes quedar sin trabajo’, o que una sola persona haga el trabajo de tres, cuando empezás a cuestionar ciertas acciones. Cuando tenés mandos medios que no están preparados para dirigir personas es muy complicado, y casi siempre se utiliza la estrategia del miedo. No es lo mismo un mando medio o un jefe que un líder. Líderes acá adentro no tenemos”, resumió.

Comienzo del periplo

Desde que ingresó a ADEOM Dos Santos se ha venido preparando para su rol como dirigente sindical, integrando por ejemplo las comisiones de personas con discapacidad y de seguridad social. “En el último período veíamos que había valores que transmitíamos que no concordaban con el objetivo de lo que es la militancia en ADEOM. Empezamos a tener conflictos internos cuestionándonos nuestro trabajo”, reconoció.

En las últimas elecciones Dos Santos denunció a un compañero de trabajo por hurto. El presidente de ADEOM en ese entonces le decía que dejara “todo tranquilo” y que lo resolvieran quienes lo tenían que resolver. “Pasó hace dos años. Después cuando organizan las listas, en mi caso la 100, ¿a quién ponen sin consultar? Al compañero que había denunciado. Dije que no estaba de acuerdo, que me quería bajar de la lista, que no quería trabajar con gente así. Pero ya estaba todo hecho en la Corte Electoral y no se podía dar marcha atrás”.

Luego de la victoria de la lista 2016 se generaron más conflictos internos con rendiciones de cuenta poco claras. En ese momento se solicitó una asamblea y luego de tres reuniones se votó la destitución de la directiva. Quedó a cargo la comisión fiscal que entonces recurrió al Ministerio de Educación y Cultura (MEC) para ver cuál era el procedimiento.

El MEC establece que los que tienen que asumir son los suplentes de cada lista. “Habían quedado unos 15 compañeros, pero muchos no podían por diferentes circunstancias y quedamos ocho: Diego Lacoste como presidente, Nicolás Barrios como vice y yo como secretaria general. Esto fue en mayo de 2019”.

Lacoste es de Ombúes de Lavalle por lo que le costaba estar presente en Colonia del Sacramento y eso generaba conflictos a nivel organizativo. Tiempo después Lacoste y Barrios renunciaron ya que no podían ejercer su función. “El estatuto establece que quienes quedan pueden convocar a otros afiliados o también pueden mover los cargos” explicó Dos Santos.

María José Hernández era de la lista ganadora y le correspondía tomar la presidencia, pero “consideró que no tenía el mismo conocimiento a nivel sindical y que yo podía cumplir la función de manera más adecuada”.

Sin embargo, “hubo una gran resistencia: Los compañeros me decían que me querían ‘cuidar’, que me estaba metiendo en un terreno bastante complicado. Un presidente anterior me dijo eso y después lo atribuyó a que ‘Moreira no te quiere’. Ahí me empecé a cuestionar otras cosas ¿cómo sabía que Moreira no me quería?”, cuestionó.

Dos Santos respondió que más le preocuparía si la quisiera. “Si vos tenés cierta relación con el ejecutivo y te apañan, va a llegar un momento en que no podés trabajar para el colectivo porque te van a terminar condicionando y esa discusión se dio”.

La dirigente dijo que el concepto de ‘cuidar’ sigue presente hasta hoy en las asambleas y que eso implica que se tenga que “callar la boca”, cuando “debería ser trabajar todos por el bien común”. Más allá de la resistencia de la asamblea, ella tenía la potestad de cambiar los cargos y finalmente terminó siendo la presidenta de ADEOM, cargo que ocupa hasta hoy.

Infiltrado

En la nueva directiva del sindicato quedó como tesorero un activo militante de la Lista 904. “En un principio veníamos trabajando bien hasta que tuvimos una reunión con el secretario general, Guillermo Rodríguez y este informó que cierto tema ‘ya lo resolví, porque estuve con Gonzalo en el comité’. Ahí quedamos todos congelados y nos preguntamos dónde estamos parados”.

Luego de ese episodio se siguió trabajando, pero de otra manera y con más cautela. Según Dos Santos con prescindencia del tesorero desde octubre último por problemas internos y manejos indebidos de dinero.

“Cuando pasó lo de los audios de Moreira que hicimos una declaración, él participó de la jornada de apoyo que se hizo en la explanada de la intendencia. Entonces, cuando vos tenés un directivo adentro que es un infiltrado del ejecutivo, que trabaja y genera maniobras y distorsión adentro y a su vez genera conflictos, es muy difícil. Eso también se da cuando no tenés gente con convicciones ni preparación para esta tarea”.

Dos Santos dijo que a veces las personas carecen de conciencia de clase y que tal vez para esos trabajadores es más fácil conseguir ciertos beneficios del ejecutivo en vez de “pelear” desde el sindicato, en lo que definió como una lucha histórica y de gran valor.

Miriam Dos Santos: “Marcamos pautas de trabajo con control y presentación de comprobantes, empezamos a generar un orden y la diferencia empezó a notarse”.

ADEOM y la salida del CTI

La funcionaria dijo que cuando ingresó a la directiva había muchas deudas y gastos inexplicables. “Era como volver al día uno, el sindicato estaba en terapia intensiva. No teníamos información, era una locura”. Sostuvo que la sede actual del sindicato municipal parecía “una tapera”: la obra se había parado hacía mucho tiempo y dentro del local había palomas y humedad.

No había control sobre las ayudas que se daba a los socios, y los directivos abusaban de algunas ventajas que terminaron siendo gastos excesivos e injustificados. “Marcamos pautas de trabajo con control y presentación de comprobantes, empezamos a generar un orden y la diferencia empezó a notarse”, dijo.

“Sabemos que con el ejecutivo no podemos lograr nada porque no tenemos el apoyo popular de los trabajadores. Lo que te queda es repuntar la sede. Hemos ido a hablar con el ejecutivo muchas veces, pero hay un gran nivel de resistencia. Saben muy bien que ADEOM tiene un sector de afiliados que están de su lado. Entonces si vos no tenés fuerza por parte de los trabajadores, podes negociar ciertas cosas, pero hay otras que no”.

Pasajes

Dos Santos recordó que con el exintendente Walter Zimmer se negociaron pasajes mensuales para los hijos de los funcionarios que estudiaban en Montevideo -dos los daba la intendencia y uno el sindicato-, y que cuando ingresó Moreira se sacó uno de los que aportaba la intendencia.

“Un pasaje al mes de 108 estudiantes durante cinco años, son unos $4,5 millones. No es un gasto sino una inversión, y por eso es plata que el sindicato sigue dando. Hemos ido tres veces a plantearle esta situación al ejecutivo. La primera vez Guillermo Rodríguez nos dijo: ‘bueno muchachos, imagínense, mis hijas no querían venir a Colonia, entonces me parece que tres pasajes no son tan necesarios’”.

A la presidenta de ADEOM le pareció una “falta de respeto” comparar la situación económica del secretario con la de sus compañeros. “Le dije que no es lo mismo un auxiliar de servicio que gana $19 mil a su condición. No reconoce la importancia hasta psicológica que tiene que los chiquilines puedan venir a ver a su familia, que en realidad vienen a buscar comida y se van. Quedó ahí.”

En la segunda reunión el argumento del ejecutivo fue: hay gente que gana bien y va a sacar el pasaje igual. “¿Pero por gente que gana bien no le vas a dar a la gente que gana poco?”. ADEOM reclamó los $4,5 millones de pesos que corresponden a esos pasajes que se descuentan en los cinco años, y el ejecutivo les dio $200.000.

“Ahí tenés la manipulación constante que hacen porque saben que tienen el poder: hay un sector de trabajadores que militan para ellos y que no van a ir en contra de ellos. Si eso pasara en otro sindicato como por ejemplo Fenapes, te paran la intendencia, te la tiran abajo. No lo hacen porque son afines a Moreira”, opinó.

Dos Santos desalentó la idea de que ADEOM Colonia por ser el sindicato con más trabajadores y más afiliados del departamento tiene más fuerza. “En realidad no es así. Si vos tenés 1490 afiliados y tenés 700 que no tienen conciencia de clase, que no tienen conciencia de lo que significa luchar por las causas, no te sirve”.

“No estamos para hacer favores a nadie”

La presidenta de ADEOM dijo que hay una gran desvalorización del trabajador municipal, y que para la gente tener un trabajo en la intendencia es tener un trabajo “seguro”.  

“Nunca tuvimos inducción laboral y se lo hemos planteado al ejecutivo. El trabajador cuando ingresa no tiene conciencia de la tarea que desempeña y su importancia. ¿Es lo mismo que vos te pares a recolectar la basura y dejes los contenedores tirados o ni lo hagas? No es lo mismo. Porque le tenés que responder a la población. Somos funcionarios de la comuna”.

Dos Santos dijo que lo mismo pasa cuando vas a una oficina y te hacen pensar que te están haciendo un favor. “No estamos para hacer favores a nadie, estamos para responderle a la comuna”, remarcó. Esa discusión la ha tenido en Acción Social, cuando muchas veces llegan personas muy carentes y las hacen sentir como que les están haciendo un favor.

Denuncias de acoso sexual impunes

“Saben que entraron a dedo y que tienen un respaldo. Las personas que denunciamos por acoso sexual en la intendencia están trabajando en el palacio. Dos personas fueron denunciadas y no se les hizo absolutamente nada, solamente los cambiaron de lugar. Uno de ellos estaba en deporte que es un pase a comisión y ahora está en el primer piso del palacio: hablame de impunidad”, lamentó.  

Dos Santos señaló que los dos casos de acoso son allegados políticos del actual intendente Napoleón Gardiol y trabajan en el primer piso del palacio municipal. Una de las denuncias fue realizada en 2016 contra un trabajador que se desempeñó en la dirección de Deportes y reincidió en 2019. El segundo caso se denunció en 2017 y fue un funcionario del área de Museos.

Asamblea de ADEOM Colonia en el Club Nacional, tras declaración sindical por los audios del intendente Carlos Moreira que tomaron estado público.

En la intendencia “hay gente que no se sabe dónde está”

La presidenta de ADEOM no supo informar la cantidad exacta de funcionarios municipales en el departamento. Alegó que hay una gran resistencia a dar información por parte del ejecutivo. “Cuando se trabajó de forma bipartita en lo que fue el reordenamiento escalafonario, se dieron cuenta de que había funcionarios que no aparecían, hay gente que no se sabe dónde está, no se sabe si está, pero sigue facturando”, señaló.

Dos Santos dijo que la intendencia carece de una gestión seria. Por ejemplo con los acosos hay un protocolo e incluso hay un proyecto que se presentó en la Junta Departamental para establecer cómo trabajar el tema. “Una compañera mía sufrió de acoso. Es más: quien la acosó volvió a hacer lo mismo con otra muchacha a los dos años. Hubo carencia de estrategias”, opinó.

La trabajadora dijo que a la funcionaria acosada no se le dio contención, seguimiento ni se le respaldó. “Sin embargo, al acosador lo movieron para otra área, cobra igual o más y le hicieron espacio en un trabajo donde va a sentarse a cumplir horario”. Actualmente la IC tiene unos 1.700 trabajadores.

Sistema de ingreso a la intendencia

La trabajadora municipal dijo que para ingresar en la Intendencia casi nunca se pide currículum, y que entrar depende de la suerte de los sorteos o, “como ha pasado históricamente”: del favor de algún conocido.

“¿Has visto llamados para concursar en la Intendencia? Se ha dado en tareas como maquinista o algunos sorteos, pero llamados para administrativos, por ejemplo, no hay. Llamados internos a concursar tampoco. Cuando la selección se da de forma directa, hay una gran escasez en cómo se selecciona el ingreso de funcionarios”.

En 2019 el entonces intendente Carlos Moreira dijo públicamente que la designación directa de funcionarios es una de las potestades que tiene el intendente. Dos Santos entiende que eso no quiere decir que esté bien. “El estatuto establece que los ingresos administrativos tienen que concursar y los demás tienen que ser por sorteo, por ejemplo, los del sector limpieza. Eso no se hace porque justamente la intendencia carece de seriedad en cómo trabaja”, criticó.

Dos Santos dijo que la cantidad de funcionarios que ingresan por designación directa repercute en las posibilidades de que ADEOM tenga un sindicato fuerte. “Se supone que la directora de Recursos Humanos (RRHH) tiene que tener un rol imparcial, pero si vas a comparecer más por el ejecutivo que por el trabajador ¿cuál es tu función como jefe de RRHH? En las contrataciones nomás, pasó el caso de las pasantías”.

La funcionaria dijo que la polémica por los actores políticos involucrados sacó del centro de la discusión a quien para ella tiene una gran cuota de responsabilidad: la dirección de RRHH. “¿Quienes hacen los contratos? Sabemos que por ley los funcionarios que ingresan por sorteo o concurso, pasados los seis meses tienen que pasar a ser presupuestados. Eso acá en la intendencia no pasa. Tienen siempre al trabajador atenido a su contratación”.

Dos Santos indicó que hubo trabajadores que tuvieron contratos anuales y que luego tras un conflicto se los bajaron a tres meses. “Me pasó: tuve el conflicto con esta señora, mis contratos eran por tres meses y por allá si tenías suerte capaz que te hacían por un año. Nuestro trabajo es constantemente manoseado y depende de quién esté. La secretaría de RRHH no comparece y no rectifica esas acciones, estás a la deriva constantemente. Hay una complicidad enorme entre los sectores”. El salario mínimo de un trabajador municipal en la IC es de $19870, el que cobra la dirigente como auxiliar de servicio.

“Moreira no es un gran administrador”

Dos Santos dijo que el exintendente Moreira se ha jactado de tener un ahorro de $28 millones y que por eso la gente considera es un gran administrador. “No es un gran administrador, lo que hace es una austeridad impresionante. No se tiene en claro el concepto de inversión y gasto. La intendencia no es una empresa recaudadora para ahorrar, es un ente público que administra el ingreso de la comuna y lo tiene que volcar nuevamente de la forma adecuada, ese es el objetivo”.

La presidenta de ADEOM aseguró que hoy hay personas que plantean los mismos problemas de hace cinco años. “No me arreglaron esto, no me arreglaron aquello. Esto sigue igual. No lo estoy inventando. Te lo dice la gente. ¿Cuáles son los objetivos?”, se cuestionó.

Dos Santos puso el ejemplo de las calles: “¿es rentable que pagues poco por la calle y vuelvas a arreglarlo? Siempre hacen lo mismo. Cada vez que se van, apurados, sacan a los trabajadores, las empresas de limpieza, todo el mundo a trabajar a la calle, se termina el período y la gente tiene que ver que hay un cambio. Después pasan dos años y tenés las calles destrozadas, volvemos al mismo cantar”, declaró.

La dirigente dijo que el municipal sigue trabajando igual, con “lo justo y necesario”. Agregó que hay herramientas que no se respetan y que hay trabajadores que “se jactan y se enorgullecen” en las redes sociales porque están “arreglando tal cosa y tal otra. ¿De quién son militantes esos trabajadores? De Moreira”.

Dos Santos dijo que la Dirección de Higiene es la que tiene más funcionarios y donde más se dan los casos de ingresos directos. Contó que hubo trabajadores que ingresaron a la intendencia como inspectores de tránsito y luego fueron derivados a otros sectores, aunque siguen figurando como inspectores.

“Ahí tenés que estar remándola porque si no, te tienen como inspector de tránsito que es uno de los salarios más bajos dentro de la intendencia”, afirmó. Dos Santos dijo que hay un término que figura en los salarios que es “otros”, que ni siquiera está establecido en el Ministerio de Trabajo.

“Yo cobro una partida extra de $4.900 como presidenta de ADEOM y en mi recibo figura como ‘otros’. Imagínate el nivel de irregularidad que hay, es impresionante. Pero claro, hay gente que como figura en este término pero le duplica el salario, por supuesto le conviene”. La funcionaria indicó que los salarios se compensan en los rubros ‘otros’, horas extra e insalubre, pero “el salario en sí es bajo”. Eso también es parte de la “manipulación” que hay sobre la clase trabajadora.

Directivos y ex directivos de ADEOM junto al intendente Carlos Moreira: Julio Colo, Gonzalo Orgoroso, Medardo Plavan, Mónica Vera, Ivonne Orejano, Diego Lacoste, Elva Villegas, Miriam Dos Santos y Nicolás Barrios.

Pasantías: “se sabía” y “se podría haber hecho otra cosa”

La presidenta de ADEOM opinó que los audios de Moreira que trascendieron en octubre de 2019 tuvieron repercusión porque salieron de dirigentes políticos del propio Partido Nacional. “Si yo hubiera presentado ese audio ¿qué iban a decir? Que era una estrategia sindical o que era una estrategia política. Eso iba a pasar ¿Y qué se tiende a hacer en esa circunstancia como lo hicieron ellos? Se desvaloriza la situación adjudicándole a la mujer ‘que hizo’ y ‘que incitó’, justificando a Moreira”.

ADEOM ya había denunciado irregularidades con las pasantías en enero de 2018. “Sabíamos que había gente que repetía hasta ocho veces las pasantías. Teníamos conocimiento de todo. El tema es qué hace la directiva que está en el momento. No quiero desvalorizar lo que hicieron mis compañeros, pero se podría haber hecho otra cosa”.

Dos Santos opinó que con los ingresos directos “se entregó el sindicato a Moreira”. Existía una cláusula por la cual para ingresar a ADEOM debían transcurrir cinco años como funcionario por designación directa, pero esa condición fue modificada y el plazo se redujo a sólo seis meses. “Eso le terminó entregando el sindicato en las manos a Moreira, porque los trabajadores que ingresaron a dedo son afines al ejecutivo y ADEOM no tiene fuerza”.

Para la presidenta no hay apoyo de la clase trabajadora y hay acciones del movimiento sindical que “dejan mucho que desear”. Opinó que el legislativo también es responsable. “¿Era nuevo para ellos lo que estaba pasando? No. Acá nos conocemos todos. Capaz que era más fácil mirar para otro lado que hacerse responsable, porque el edilato justamente está para controlar eso”.

Declaración de ADEOM tras los audios de Moreira

Luego del caso de los audios la directiva de ADEOM emitió un comunicado solicitando la renuncia del intendente Moreira, lo que no fue bien visto por una parte de los asociados. “En un principio no me sentí sola porque, sacando al extesorero, tengo unos muy buenos compañeros de directiva. El episodio se había generado el viernes y esperamos al lunes para hacer la declaración, pero estábamos de acuerdo todos con su contenido”, indicó.

Dos Santos afirmó que la directiva tiene la potestad de hacer declaraciones sindicales y políticas y que no es necesario llevarlas a una asamblea. “Lo que me dolió fue que si bien en la reunión de directiva estábamos todos de acuerdo, cuando salió me entero por las redes que la secretaria general y el tesorero se habían retractado. Tuve momentos de angustia porque la situación era horrible, pero por otro lado pensé que si está repercutiendo de tal manera es también señal de que se están haciendo las cosas bien”.

Lo que no le permito a la derecha no se lo permito al Frente Amplio

“Vi una declaración del diputado Colman de que soy un brazo operador del Frente Amplio (FA). Lo que él no sabe es que soy una simple trabajadora que ingresó por sorteo. Hay una diferencia muy grande entre lo que estoy haciendo en ADEOM y lo que es mi fuerza política. Él considera que soy un brazo operador porque voy a trabajar con la convicción de que las cosas se tienen que hacer bien. Lo que no le permito a la derecha no se lo permito al FA. Con esa convicción voy marchando en la vida, y acá lo mismo”.

Sus compañeros no analizan sus planteos y reivindicaciones sino que cuestionan su postulación. “Si me catalogas como brazo operador del FA es porque no querés que saque a la luz cosas que no te gusta que se sepan. Es más fácil decir que soy un brazo operador que decir que lo que Moreira hizo está mal, o que como ellos gestionan está mal. Utiliza la misma estrategia de cuando acosan a mujeres: en vez de asumir sus responsabilidades dicen que ‘la mujer hizo tal cosa’. Es la misma estrategia: mirar para el costado, dar vuelta el asunto y no asumir sus responsabilidades”.

A juicio de la presidenta de ADEOM, Carlos Moreira no debería presentarse a las elecciones departamentales. “Una cosa es que el abuso de poder que estás ejerciendo se sepa por abajo, y otra es que se sepa públicamente. Y él lo ha ejercido históricamente. Cuando vos no ejerces como corresponde tu responsabilidad tenés que dejar ese lugar para otro. Indudablemente. Pero convengamos que ellos se manejan así”.  

Elecciones

Producto de la pandemia por COVID-19 las elecciones en ADEOM también se pospusieron para septiembre, y Dos Santos se presentará como candidata. “Tengo muchos compañeros que me están pidiendo que lo haga, pero sé que del otro lado hay una gran cantidad de compañeros de la 904 que están disconformes conmigo por todo lo que estoy haciendo”.  

La actual presidenta reconoció que le genera cierta indignación que la cuestionen porque a su entender la gestión ha sido muy buena. “Están los números: se pasó de $16.000 en caja a más de $500.000 y no sólo en números, sino que se ve. Somos cinco para todo, y es una tarea muy demandante. Lo evalúo muy positivamente, porque hemos logrado muchas cosas y sobre todo porque trabajamos con convicción”.

La entrevistada expresó que la comuna tiene que exigirle a la intendencia que cumpla y que haga las cosas bien. “Si nos quedamos con ese cuentito histórico de que esto siempre fue así y no se hace nada para cambiar, va a seguir siempre igual. Quien termina perjudicada es la gente, porque todo lo que se actúa en la intendencia repercute en el conjunto de la sociedad”.

Señaló que el funcionario sigue los lineamientos que “le vienen de arriba”, y que es tan responsable “el de arriba como el de abajo”. Hay que retomar “el compromiso y la solidaridad con el otro, la convicción de los derechos que se defienden desde el sindicato. ADEOM no está en contra de los trabajadores, está para defenderlos en todos sus contextos”, dijo.

Dos Santos aclaró que no está en contra de Moreira sino a favor de que se hagan las cosas bien. “Eso implica decir: ‘señor, usted está haciendo mal las cosas’. No estoy en contra de mis compañeros militantes de la 904, pero sí estoy a favor de que todos los trabajadores tengan las mismas posibilidades y beneficios. El mensaje para el trabajador municipal es volver a retomar la solidaridad y el compromiso en el sindicato”.