Ministro Heber sobre terreno de FANAPEL: “No voy a gastar un solo peso si no hay un proyecto”

Ministro Heber sobre terreno de FANAPEL: “No voy a gastar un solo peso si no hay un proyecto”

El ministro de Transporte y Obras Públicas Luis Alberto Heber recorrió este viernes 29 los puertos de Nueva Palmira, Colonia del Sacramento y Juan Lacaze. Los dos primeros afianzados en carga y transporte de pasajeros y con obras por realizar, el puerto lacazino con mucho por avanzar y dos empresas interesadas en instalarse para carga rodada. Heber también habló sobre las responsabilidades que tendrá que asumir el gobierno para garantizar el traslado de alumnos y docentes en el reinicio de las clases presenciales.

Mathías Medero

En la comitiva ministerial también participaron jerarcas de la Administración Nacional de Puertos (ANP) y otras autoridades nacionales, departamentales y locales que se sumaron a la recorrida. El jerarca visitó los puertos de Nueva Palmira, Colonia del Sacramento y Juan Lacaze.

“Son realidades totalmente distintas”, resumió el ministro: “un puerto con un capital de desarrollo impresionante como lo es Nueva Palmira, que mueve casi tanta carga como Montevideo. Siendo un punto clave al comienzo de la hidrovía, es algo que realmente debemos promocionar y desarrollar, hay terrenos para expandirse y vamos con mucho entusiasmo en este sentido”, adelantó.

Sobre el puerto de Colonia del Sacramento recordó que tiene un rol distinto, más bien “turístico y de pasajeros”. Heber señaló que hay que hacer una obra para que se generen más ingresos: otra manga para turistas con un muelle que ya está construido pero que el MTOP deberá acondicionar para que pueda recibir pasajeros de forma adecuada.

“Colonia estaba recaudando casi un millón de dólares por mes antes de la pandemia. Tenemos un potencial de ingreso muy importante, e invertir en otra manga significaría crecer en recaudación, o sea que se paga sola”, manifestó.

En Juan Lacaze el ministro dijo que se debe entrar en una “etapa industrial”, y que si bien el puerto deportivo está funcionando bien, presenta algunos inconvenientes. “No tenemos autoridades que asuman la responsabilidad de promoverlo, desarrollarlo y utilizar la maquinaria (travel lift) que permite retirar barcos de la bahía para su acondicionamiento en el varadero. Tenemos un varadero que deberíamos difundir”.

Actualmente en el varadero hay cinco embarcaciones para refaccionar (el varadero puede recibir hasta 25) y solo una empresa habilitada para trabajar. Hubo cinco, pero las cuatro restantes tuvieron que dar de baja por problemas con las decisiones y la falta de gestión a nivel local ante la ausencia de un jefe de puerto deportivo. Las autoridades aguardan la aprobación de la Ley de Urgente Consideración (LUC), en particular la disposición por la que la ANP absorbe la Dirección Nacional de Hidrografía del MTOP para entonces asignar una gerencia acorde a las necesidades del puerto lacazino.

En el puerto de Nueva Palmira, Luis A. Heber recordó que mueve casi tanta carga como Montevideo, y en Colonia del Sacramento adelantó que el MTOP acondicionará el nuevo muelle para que pueda recibir pasajeros de forma adecuada. (Fotos: Comunicación Institucional MTOP).
 

En cuanto al puerto comercial, Heber remarcó la apuesta por lo industrial. “Vamos a promoverlo y ver cómo podemos desarrollarlo aún más. Hay dos empresas interesadas en trabajar en transporte de carga de Uruguay a Buenos Aires”, dijo.

En reunión con las autoridades locales, el ministro reconoció que hay un descreimiento en la gente por los proyectos inconclusos y que irán en busca de propuestas concretas y serias para “dar la cara” ante la ciudadanía. “Queremos promocionar el puerto de Juan Lacaze en Paraguay”, adelantó.

Terreno de Fanapel: “me tienen que traer un proyecto que me convenza”

Sobre la expropiación del terreno de Fanapel, el ministro dijo no estar de acuerdo con pagarle U$S 7 millones. “Para mí eso es sólo un negocio inmobiliario. No estoy en condiciones. Si hay un proyecto atrás, lo podemos estudiar ¿Pero solamente la compra de eso? ¿En beneficio de los dueños? Yo tengo que cuidar la plata de los uruguayos: si no hay un proyecto atrás, no gastó un peso”.

Para Heber ese proyecto deberá elaborarse por el sector privado. “El que quiere vender deberá traer algún interesado, porque va a ser alguna fábrica, en ese caso con mucho gusto lo estudiamos”. Si se destina como espacio para depósito de cargas “que los privados interesados me digan: ‘tenemos este proyecto para este tipo de carga’ y cuál va a ser el espacio que necesitan dentro del predio, entonces sí”.

El ministro dijo que ninguna de las dos empresas interesadas en trabajar el puerto de Juan Lacaze a nivel de carga le han planteado propuesta alguna respecto al terreno de Fanapel. “¿Cómo voy a gastar U$S 7 millones para ver qué pasa? No es plata mía, es plata de todos nosotros. Para gastarla debemos tener la seguridad de que va haber un emprendimiento, de que va a haber trabajo”.

Heber dijo que si la empresa está interesada en vender, “tienen contactos a nivel internacional y me pueden traer un proyecto y la mejor forma de vender a otro privado es trayendo un proyecto que a mí me convenza. Ahí sí porque es una inversión que va a dar empleo. Pero para quedarme con galpones para ver qué pasa, no. Estaría agrandando el problema de Juan Lacaze”.

¿Cómo garantizar que alumnos y docentes lleguen a clase?

El ministro Heber se refirió también al reciente problema de los viajes de línea en ómnibus interdepartamentales que podría agravarse ahora con el reinicio de las clases. “El proceso de reintegro de los liceales y de los gurises en las escuelas debe tener la infraestructura de transporte necesario y ahí tenemos que hablar con las empresas”, sostuvo.

El jerarca anunció que la próxima semana tendrá varias reuniones con empresas de transporte interdepartamental, suburbano y urbano, para ver cómo se puede trasladar a los docentes y estudiantes con los cuidados correspondientes, “con un costo que vamos a tener que pagar desde el Estado en nombre de la sociedad uruguaya y va a salir de nuestros impuestos”.

Heber reflexionó: “Si le pedimos a una compañía que lleve gente pero que no llene el ómnibus, van a trabajar a pérdida ¿Y esa pérdida quién la paga? La tendremos que pagar nosotros ¿Estamos dispuestos a pagar esto? Y si no, ¿cómo? ¿Cuál es la solución? Yo creo que no tenemos otro camino que ir suavemente reintegrando la gente al trabajo, a las escuelas, a los centros de estudio, a los hospitales, pero a costa nuestro, no a costa de un empresario que lo que quiere es vender todo el pasaje”.  

El ministro señaló que en épocas normales no habría ese subsidio, “pero como no estamos en la normalidad, estamos subsidiando: estamos pagando todo el boleto estudiantil y no hemos trasladado un solo estudiante en estos dos meses y medio y se lo estamos dando a las empresas”.

Heber puntualizó que el Estado está volcando U$S 18 millones mensuales al sector del transporte. Por boleto estudiantil y su subsidio el Estado abona U$S 9 millones por mes. “Además como eso no alcanza, estamos poniendo otros U$S 9 millones extra como apoyo al sector. ¿Si esto sigue hasta diciembre? ¿Con estos costos? Tenemos que prever eso. Gobernar es prever, tengo que prever esa situación y es una situación muy complicada”. El jerarca dijo que se reunirá con el Ministerio de Economía la semana que viene para ver cuál es el criterio en ese posible escenario. “Si las autoridades de la ANEP piden que se solicite a las empresas un servicio de ómnibus con la frecuencia que se necesita, es una deuda que estamos adquiriendo nosotros para el futuro”.