Adultos mayores. En Colonia hay 11 establecimientos en “riesgo inminente” según Inmayores

Adultos mayores. En Colonia hay 11 establecimientos en “riesgo inminente” según Inmayores

Según los últimos datos del Ministerio de Salud Pública (MSP) el departamento de Colonia tiene 103 establecimientos de larga estadía para personas mayores, de los cuales solo 13 se encuentran en condiciones mínimas de funcionamiento. Del total solamente el 10% cuenta con el “certificado social” del Ministerio de Desarrollo (Mides), y ninguno fue aprobado por el MSP.

Mathías Medero

La situación de la pandemia ha puesto el foco de atención en los establecimientos de larga estadía para personas mayores ya que albergan la población de alto riesgo para contraer el coronavirus.

Las autoridades han sido muy cautelosas con este tema ya que la clausura de determinados establecimientos significaría para algunas personas quedarse sin un lugar para vivir y ahora también implicaría una fuerte exposición a nivel sanitario.

En los últimos 15 años la dirección departamental clausuró seis establecimientos . Según indicó el ex director Dr. Jorge Mota fue una medida extrema luego de varias exhortaciones a sus responsables.

El informe sobre Establecimientos de Larga Estadía para Personas Mayores (ELEPEM) de marzo último del Instituto Nacional de las Personas Mayores (Inmayores), relevó 1204 establecimientos a nivel nacional entre los cuales 230 (19,1%) están en condiciones mínimas de funcionamiento, 537 (44,6%) están en vigilancia y 109 (9,1%) en riesgo inminente. Entretanto, 328 establecimientos quedaron por fuera de las fiscalizaciones, aunque formaron parte de los censos realizados por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) en 2014 y en 2015.

Si bien el total de las instituciones relevadas por Inmayores en el departamento de Colonia fue de 87, según las últimas cifras del MSP los establecimientos que se encuentran activos son 103. Entre ellos, Inmayores catalogó a 13 en condiciones mínimas de funcionamiento (12,6%), todos integrantes de la Coordinadora Pro Bienestar del Anciano de Colonia (COBIAN). De ellas, diez tienen el “certificado social” del Mides y tres se encuentran en proceso. Ninguno cuenta con habilitación del MPS. Hay 21 establecimientos en vigilancia (20,4%) y 11 catalogados como “en riesgo inminente” (10,7%). El resto de los hogares quedó por fuera de la fiscalización.

En el departamento de Colonia un total de 1047 ancianos residen en establecimientos de larga estadía, 289 son hombres y 708 mujeres. Están a cargo de 355 cuidadores que trabajan en estas instituciones.

Los establecimientos se consideran con condiciones mínimas de funcionamiento cuando cumplen con los requisitos exigidos por la normativa y entonces están aptos para obtener la habilitación. Podrían, eventualmente, presentar irregularidades pasibles de solucionar en un corto plazo, que no constituyen una situación de riesgo o vulneración de los derechos de los residentes, trabajadores, familiares, referentes y de otros actores involucrados.

Los que están en vigilancia no cumplen con la totalidad de los requisitos y presentan irregularidades o infracciones moderadas. Estos deberían acordar con los organismos reguladores un cronograma de mejoras tendiente a solucionar las fallas detectadas.

Los que se clasifican en riesgo inminente presentan irregularidades graves, a nivel estructural sanitario y/o social, que suponen un riesgo de vida potencial o probado para las personas mayores que allí residen. De no subsanarse o considerarse que no es posible su corrección, debería iniciarse el proceso de realojo de los residentes y la clausura del establecimiento.

Informe sobre Establecimientos de Larga Estadía para Personas Mayores de Inmayores, departamento por departamento (marzo de 2020).

Condiciones para la habilitación

Los establecimientos de larga estadía para personas mayores son regulados por el decreto 356/16. Para su habilitación el MSP exige una certificación de Bomberos que implica una inversión en elementos de prevención y combate del fuego. Además, se necesita un certificado social que otorga MIDES considerando la protección de los derechos de las personas mayores, así como la relación entre personas cuidadas y cuidador. Para los cuidadores indica un plan de capacitación progresivo. 

En términos de infraestructura delimita áreas comunes por persona, superficie mínima de dormitorios, lo que debe poseer un baño, capacidad de la cocina, iluminación, control de temperatura, iluminación, entre otros. En última instancia el MSP evaluará, si es necesario sugerirá cambios para que se cumpla con la normativa y finalmente otorgará la habilitación del hogar o residencia.

Pandemia

Colonia cuenta con la única coordinadora de hogares para ancianos del país (COBIAN), que tiene más de 30 años y nuclea a 13 hogares sin fines de lucro en: Nueva Palmira, Carmelo, Conchillas, Ombúes de Lavalle, Miguelete, Tarariras, Florencio Sánchez – Cardona, Rosario, Colonia del Sacramento, Juan Lacaze, Nueva Helvecia (dos) y Colonia Valdense.

Según indicaron autoridades de COBIAN, la emergencia sanitaria ha llevado a los establecimientos para adultos mayores a apegarse a los protocolos del MIDES y del MSP y a incrementar las medidas de higiene: lavado de manos con agua y jabón, uso de alcohol gel, desinfección de superficies y de zapatos, uso de uniforme exclusivo, protocolos de ingreso y egreso, creación de zonas sucias para el ingreso de mercaderías y la distancia física con el cierre de cada hogar a todo tipo de visitas.

El acceso se limita a los equipos de trabajo y personal de la salud en caso de ser necesario. Esto llevó a desarrollar estrategias de comunicación entre residentes y la familia como, por ejemplo, las videollamadas. Desde COBIAN se indicó que a la fecha la situación de los hogares “es buena” y que no hay casos de COVID 19. “Se han tomado todas las medidas sugeridas a la espera de que la prevención sea la más útil herramienta para mantener al virus fuera de cada hogar”.

Larga data

La situación de los hogares para ancianos y la falta de habilitaciones por parte del MSP no es un tema nuevo. En 2018 el entonces director departamental de Salud, Dr. Jorge Mota, lamentó públicamente la falta de recursos humanos para fiscalizar todos los establecimientos del departamento y se refirió al desafío que supone para las autoridades y las instituciones garantizar el bienestar y el derecho a una vida digna de los residentes. En Colonia el 3% de la población adulta mayor está institucionalizada.

“La compilación de información hubo que hacerla partiendo de ningún registro en 2005”, explicó Mota. “Ni la dirección regional de salud, ni el BPS, ni la intendencia o el Ministerio del Interior tenían el dato de cuántos hogares y en qué calidad se encontraban. Luego de tres años, mientras desempeñamos otras múltiples tareas abordando todos los temas de salud, logramos recorrer todo el departamento y contar con inspecciones en cada hogar. El sistema de cuidados vino a intentar llenar un espacio en este tema, pero debe contar con más recursos y otras normativas”.

Mota añadió que antes de la creación de las direcciones departamentales la situación de los hogares era “dantesca” y que, si bien no está todo bien, la situación actual es “menos mala”.