Intendente Moreira sobre la descentralización: «he cambiado de opinión y tengo una buena relación con los nueve municipios»

Intendente Moreira sobre la descentralización: «he cambiado de opinión y tengo una buena relación con los nueve municipios»

Para el intendente departamental de Colonia, Carlos Moreira, el principal desafío es recuperar oferta laboral en Juan Lacaze y en Colonia Suiza. «Ahí tenemos que poner el hombro todos y ver cómo podemos generar empleo y prosperidad». Entre sus proyectos pendientes destacó la remodelación de la histórica Plaza de Toros de Colonia, y dijo que si no puede reinaugurarla en esta gestión, lo hará en la siguiente porque «mi idea es ser candidato nuevamente» en 2020.

 

  • ¿Ya comparó las coyunturas de su gestión anterior hace más de diez años y la actual?
  • Sí, aquella era una Colonia diferente por ejemplo en el sector de turismo con servicios muy escasos en comparación con la Colonia exuberante que tenemos hoy. En términos económicos y financieros yo encontré la Intendencia balanceada cuando se fue Mario Gayol. La economía estaba en buen estado y pude mantenerla así hasta que vino la crisis del 2002 que ahí nos pegó un impacto que había que tratar de pagar y hacer poca cosa. Después igual mantuve más o menos el equilibrio y cumplí con todas las obligaciones. Cuando asumí este período lo hice con un pasivo muy importante de casi 700 millones de pesos, la mayor parte exigible. Entonces, a diferencia de la gestión anterior me vi obligado a hacer un ajuste muy fuerte en los gastos y las inversiones para recuperar el equilibrio. Veníamos con un déficit acumulado de años, pero logré revertirlo porque los ingresos de la Intendencia son ahora mucho más importantes.

 

  • ¿Cuánto más?
  • Si nos remontamos a 1995 cuando asumí el primer período los ingresos aumentaron fundamentalmente por el crecimiento de la patente de rodados que en Colonia es el principal ingreso. Eso me permitió equilibrar, cerrar dos ejercicios con superávit y comenzar un muy fuerte proceso de inversión en obras viales, en los pueblos y en caminos rurales. Además, he adquirido camiones recolectores y máquinas. Hoy por hoy estamos en una condición económica satisfactoria, no para tirar manteca al techo, pero si para cumplir con lo que la gente nos demanda.

 

  • ¿Y en el plano industrial?
  • Ahora tenemos Montes del Plata. Salió un informe del gobierno nacional diciendo que Colonia es el mayor exportador de bienes del país, más que Montevideo, llegando casi a un 20% del total de exportaciones de bienes. Tenemos una economía muy potente sobre todo por el aporte de Montes del Plata que exporta 800 millones de dólares por año, y el crecimiento de todas esas exportaciones a través del puerto de Nueva Palmira, más la Pepsi, Yasaki con exportaciones de 50 millones de dólares. A pesar de que ha habido crisis en algunas ciudades y Juan Lacaze ha sido el más perjudicado por eso, hay otras empresas que mantienen su actividad y su vigor y hacen un gran aporte a la economía no solo departamental sino también nacional.

 

  • Ya pasaron tres años de este período ¿cuál sería un balance preliminar y cuáles los objetivos pendientes?
  • Como le decía el balance ha cambiado drásticamente en forma positiva. Hoy vemos el futuro con optimismo, estamos trabajando bien, tenemos una muy buena relación con el sindicato, diálogo permanente, es decir: yo me siento satisfecho. Entre los proyectos pendientes destaco la remodelación de la histórica Plaza de Toros de Colonia, porque hemos logrado fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través de la OPP. Estimamos su costo en algo así como 5 millones de dólares: tenemos 3 millones 300 del BID y el resto lo pondría la Intendencia. Hemos confeccionado los pliegos -el BID es muy exigente en esta materia-, y en breve estaremos lanzando el llamado a licitación. Es una obra que puede agregarle atractivo turístico y patrimonial al departamento, porque puede constituirse en un centro de espectáculos de todo tipo.

 

  • No recuerdo ahora los plazos del proyecto: ¿lo inaugura antes de irse o lo invitan a la apertura?
  • O voy a la cuarta (gestión departamental) y lo inauguro en la cuarta (risas).

 

  • Usted tuvo una mirada crítica y recelosa hacia el proyecto de Ley de Descentralización Municipal, ¿cómo se lleva con ella?
  • Yo voté dos leyes de descentralización poniendo el acento en que en un país tan pequeño podríamos llegar a burocratizar, y que además iba a salir más caro. Ahora he cambiado de opinión y en general tengo una buena relación con los nueve municipios que próximamente serán 11 porque se crearán dos más: Miguelete y La Paz. Es un gobierno de cercanía que está escuchando a la gente todos los días, que conoce mucho más la realidad que nosotros, porque no es lo mismo vivir en Colonia Suiza que ser intendente viviendo en Colonia: los vecinos no le llegan con sus petitorios. Yo creo que funciona bien.

 

  • Me parece sano que los gobernantes reconozcan que a veces se equivocan.
  • Pero además no es que esos municipios respondan a mi sector o a mi candidatura, por el contrario, se cruzó el voto: al blanco que venía más cercano creo que yo le saqué 15 mil votos y gané sólo dos municipios. El Frente Amplio ganó Juan Lacaze, pero el resto son blancos y de los ocho blancos yo solo tengo dos a pesar de que fui el candidato más votado. Esto señala que la gente tiene más opciones, como pasa en el cambio de dirección del voto de la elección nacional a la departamental, porque en Colonia perdimos la nacional por cinco mil votos y ganamos claramente la departamental, no me acuerdo pero por cerca de 20 mil votos.

 

  • A propósito de relaciones ¿cómo es la relación con el gobierno central?
  • A pesar de que usted ya sabe fui muy crítico con algunos aspectos de las empresas públicas y del Ministerio del Interior, tengo una buena relación con el gobierno sobre todo la más frecuente con algunos ministerios como el de Transporte y Obras Púbicas. Yo debo haber interpelado a Rossi como siete veces, sin embargo tengo una buena relación con él, como debe ser. En general con la enseñanza pública, la UTE, ANTEL, ANCAP, el Ministerio de Turismo, el Ministerio de Educación y Cultura a través de los temas patrimoniales, y un relacionamiento frecuente con el Ministerio de Vivienda con el que estamos trabajando juntos en el realojo de asentamientos.

 

  • ¿Y el flujo presupuestal?
  • Funciona bien, y hay que decir la verdad: en transferencias del gobierno nacional hoy las intendencias reciben mucho más que en otros tiempos. El artículo 214 de la Constitución asigna a los gobiernos departamentales el 3.35 % de los recursos nacionales que son producto de tributos generados en los 18 departamentos del interior. Son cifras importantes que antes no había.

 

  • Esta semana entregó al senador Jorge Larrañaga las firmas recogidas en el departamento en el marco de la campaña por seguridad pública «Vivir sin miedo» que impulsa una reforma constitucional. Brevemente: ¿en qué consiste esa reforma?

 

  • No hay duda de que la seguridad es la principal preocupación de los uruguayos y que durante el año pasado y este ha cobrado un ritmo desenfrenado. Si bien Colonia está entre los mejores ya no es la Colonia que teníamos hace 15 o 20 años, no tiene nada que ver. Este año el país ha batido el record de la historia en materia de homicidios y todos los días se lee en los diarios cosas increíbles, horrendas. Como el partido de gobierno se ha negado a votar un agravamiento de las penas, la participación de las fuerzas armadas en la lucha contra la delincuencia, y la posibilidad de hacer allanamientos nocturnos -para lo cual debemos reformar la Constitución-, nosotros proponemos una batería de cuatro medidas: una es agregar al artículo 11 de la Constitución la posibilidad de que los jueces puedan ordenar allanamientos nocturnos cuando hay sospecha fundada de que hay delitos como por ejemplo en las bocas de pasta base. Otro tema es excluir del beneficio de la libertad anticipada a quienes cometen delitos graves como homicidios, rapiñas, extorsión, violación, copamientos. En el caso de los delitos gravísimos pretendemos que la pena mínima sea de 30 años de reclusión, y que transcurrido ese período la Suprema Corte de Justicia evalúe si se libera.

 

  • ¿Qué se pretende con la guardia nacional?
  • La idea es crear un cuerpo de guardia nacional con efectivos de las Fuerzas Armadas, que va a responder a su mando y a coordinar acciones con el Ministerio del Interior según órdenes del Poder Ejecutivo. Sería una fuerza de 2000 hombres con adiestramiento policial, sometida al régimen del código de procedimiento policial que da una serie de garantías acerca de cómo se allana, como se detiene, como se interroga, cuánto tiempo tiene que estar la información. Creo que eso puede ser una contribución muy importante a la lucha contra la delincuencia, y el propio gobierno ha propuesto algo prácticamente idéntico para nuestra frontera en un área de 20 kilómetros. ¿Por qué? Porque en el Chuy ha habido 23 homicidios básicamente por el tema de la droga. La campaña «Vivir sin miedo» apunta a que la gente se pronuncie por el mecanismo de democracia directa, y la verdad que hemos encontrado una reciprocidad enorme de gente de todos los partidos.

 

  • ¿Le rechina el hecho de que el senador Lacalle Pou y algunos intendentes escindidos de Alianza Nacional no hayan apoyado la iniciativa?
  • No, es un tema opinable. Si Lacalle Pou no cree que esa sea la solución que no firme y que diga que no va a firmar, porque también dijo que quien quisiera firmar lo hiciera: yo conozco a mucha gente que pertenece a ese sector y son dirigentes de ese sector que están recogiendo firmas.

 

  • ¿Cómo ve la irrupción del ex presidente Sanguinetti en la coyuntura político electoral?
  • Sanguinetti es un personaje político, dos veces presidente, y un hombre brillante. Creo que puede hacer una gran contribución al Partido Colorado, máxime ahora que Bordaberry se retiró. Espero que le saquen votos al Frente Amplio (risas), porque muchos de los votos del Frente Amplio vienen de ahí, del Partido Colorado, muchísimos.

 

  • Algo ya adelantó: ¿cuáles son los principales desafíos del departamento de Colonia al 2030?
  • Juan Lacaze es todo un desafío. Recuperar todo lo que era aquella época dorada no será fácil, pero ahí tenemos que poner el hombro todos y ver cómo podemos generar empleo y prosperidad. También Colonia Suiza ha vivido un momento bastante difícil porque le cerraron dos industrias: Presur y Ecolat. Ahí nomás había 500 trabajadores en una población de 10 mil, son muchísimos. Recuperar todo eso es uno de los grandes desafíos del futuro.

 

  • ¿Cómo recibe la crítica de muchos lacazinos en el sentido de que la Intendencia no se ocupa de la ciudad por su mayoría frenteamplista?
  • Eso es absolutamente falso: nosotros hemos hecho muchas obras en Juan Lacaze, muchas inversiones en vialidad urbana. Ahora estamos haciendo obras en varios barrios, y sin dudas nos ocupamos y además coordinamos mucho con el Municipio. Creo que no tienen razón.

 

  • ¿Tiene claro qué va a hacer a partir de 2020?
  • Sí, mi idea es ser candidato nuevamente a la Intendencia de Colonia, ya lo he anticipado y lo he dicho varias veces. Por supuesto que el año próximo voy a participar en la elección nacional apoyando a Larrañaga -ni hablar-, y tratar de que mi partido pueda ganar la elección. Hoy tenemos buenas posibilidades y bueno, voy a trabajar mucho en eso y después me voy a abocar a la elección departamental.

 

  • Usted tuvo de director de cultura a Omar Moreira, entrañable intelectual y connotado fundador del Frente Amplio que falleció el año pasado …
  • Una gran persona, un personaje. Yo lo estimaba muchísimo y lo declaré ciudadano ilustre del departamento un poco antes de que falleciera, y luego designaron con su nombre a un salón del liceo Daniel Armand Ugón al cumplir 130 años.

 

  • Además de esa aproximación ¿qué otros reconocimientos podría hacerle al Frente Amplio?
  • En este período de gobierno con los ediles del Frente Amplio hemos tenido discrepancias y coincidencias. Salvo con alguno que se pasa de tono y creo que molesta a sus propios correligionarios, con el resto hemos tenido un buen relacionamiento. Por ejemplo: varios de ellos me han votado un tributo que generó hasta un referéndum revocatorio que fue el impuesto al alumbrado público. Yo respeto a los adversarios políticos, el sistema democrático se nutre de eso: las discrepancias siempre hay que llevarlas en un camino de recíproco respeto.

 

Luis Udaquiola